Ir a contenido


Foto
- - - - -

Tomb Raider: Cronicas de un pasado


17 respuestas a este tema

#16 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 07 octubre 2009 - 14:09

CAPITULO 14: ATLANTIS

Luego de que terminaron de tomar el te, donde los acompaño Winston. Todos se acomodan para seguir con la historia. El periodista se pone sus anteojos de nuevo y Lara se acomoda para empezar a contar.

-Cuando usted quiera Srita Croft. Dice Meter.

-Magnifico, sigamos entonces. Me acuerdo que al pasar la pirámide me dio la sensación de estar entrando en el estomago de alguna diabólica criatura. Unos extraños huevos comenzaron a estallar y de ellas salían horribles criaturas. En la parte superior de esta sala encontré la manera de abrir la puerta central: active el interruptor que se encontraba en una de las esquinas y después seguí el camino pulsando otros dos hasta que logre abrirla.

Salí a una sala con lava al fondo y, después de matar al demonio volador, me deje caer para agarrarme a la saliente inferior y entrar así en una sala secreta. Continué hasta una zona con una gran bola en el centro. Para activar la puerta que tenia enfrente me agarre a una grieta en la pared y me deje resbalar para agarrame a la puerta inferior. Active el interruptor, salte y recogí un suculento tesoro.

-¿Y los demonios eran como los que custodiaron el tercer Scion? Pregunta el periodista.

-Exacto, eran los mismo, pero muchísimos más. Prosigo, me acuerdo que la sala siguiente estaba inundada de agua y daba a una zona de la pirámide. Aproveche como antes las zonas planas para acceder a una sala secreta en la esquina superior y saltar al otro lado del agua para activar un interruptor. Me tire al agua y pulse la palanca del fondo.

Salí y rápidamente entre por la puerta que acababa de abrir. Salte en la sala siguiente al otro lado para recoger otro tesoro. Después de abrirme paso por el agua encontré una sala con cuatro grandes huevos cuyos bichos me esperaban que activare los interruptores para salir. Tuve que pulsar tres de estos interruptores para seguir adelante por el agua. Pero me confundí y tuve que matar a los complicados demonios.

Después de abrir las tres puertas llegue a un lugar donde tenía que colocar una piedra de tal modo que bloqueara el paso de una roca. Continué mi camino hasta lo que parecía las entrañas de la tierra. Pase de una cueva a otra procurando no caer en la lava hasta que entre en una de ellas por el camino que ocupaban dos demonios.

Recogí un tesoro y, para salir de esta sala, me serví de las rocas que surgían de la lava cada vez que pulsaba algún interruptor. Encontré una sala secreta en el largo pasillo de después y continué mi camino hasta encontrarme con una puerta y una palanca. Mi rapidez me ayudo a subir a la pared antes de acabar quemada por la lava. Entre en una sala con tres trampas: dardos, cuchillas y una roca. Situándome en un lado de la rampa y saltando al lado contrario logre que la piedra rodara sin peligro para mi.

Aparte uno de los bloques de la majestuosa sala en la que me encontraba y active un interruptor a la derecha de una puerta. El suelo se abrió y caí a un largo pasillo con una roca. Después de esquivarla, saltando primero hacia delante y después hacia atrás, subí por los escalones de la izquierda y rápidamente active el interruptor. Cuando llegue a la puerta superior la encontré abierta y pude continuar hasta una cueva con dos criaturas y una figura alargada.

Después de dispararla durante mucho tiempo descubrí que se trataba de un reflejo de mi misma, así que deje de hacerlo. Al comprobar que repetía mis movimientos como si de un espejo se tratase, abrí un hueco en el suelo con ayuda de una palanca y me coloque en el extremo opuesto de la sala, la criatura cayo.

Después continué por un largo pasillo donde tuve que eliminar a un centauro y algunos demonios. Al final pude colarme por una puerta que me llevo ante el Scion. Termina por contar Lara.

-Excelente parte Srita Croft. Presiento que estamos cerca del final. Dice el periodista emocionado.

-Si, tiene razón, falta poco. Así que acomodase y escuche el final de la historia.

Saludos

#17 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 07 octubre 2009 - 15:57

CAPITULO 15: LA GRAN PIRAMIDE

Los dos estaban sentados en un enorme sillón, en el living principal de la mansión Croft. Lar ya se disponía a contar la final de la historia. El periodista estaba preparado para escribirla.

-Cuando usted quiera Srita Croft. Dice el periodista.

-Prosigamos entonces. Me acuerdo que al intentar coger el Scion apareció Natla, la jefa de los ladrones y me enzarce con ella en una pelea. Ella cayo a un precipicio, pero yo afortunadamente logre evitarlo y, según me estaba incorporando, un gigantesco huevo estallo ante mi y apareció un horrible monstruo, bueno un horrible medio monstruo, para ser exacta. A pesar de su enorme tamaño tenia una gran velocidad, por eso me costo mucho matarlo.

-¡Por Dios, que coraje! Dice el periodista.

-Si, era enorme el monstruo, hay que tener sangre fría. Me acuerdo que cuando conseguí acabar con el me encamine a coger el Scion. Entre por la puerta que se acababa de abrir. Desde aquí hasta el Scion me quedaba un largo camino plagado de trampas y juegos de inteligencia.

Primero los bloques que debía mover de manera determinada para pasar, después una serie de saltos complicados y lo peor de todo unas grandes bolas rojas donde solo me sirvió de ayuda mi rapidez y reflejos para apartarme de su camino. Encontré una entrada secreta en la parte izquierda de la sala que parecía el lateral de la pirámide.

Después de esto llegue otra vez a la sala del Scion, pero se produjo una enorme explosión. Salí de allí corriendo y me deje caer al foso de lava, que ahora estaba medio petrificado. A partir de aquí las cosas se complicaron por momento: grietas, flechas, cuchillas, bolas, pinchos… no se muy bien como pero conseguir pasar todas las trampas. La siguiente trampa no tenía nada que envidiar a las anteriores. Los mismos ingredientes, pero combinados de distintas maneras. Pase entre una roca y un hacha muy rápidamente hasta dos rampas. En la segunda de estas salte a la plataforma que tenia en frente justo a tiempo para no caer al fuego. Si me quedaba agarrada la roca me aplastaría.

Después tuve que esquivar la lava que salía de las paredes y enfrentarme a otras dos rocas rodantes. La primera venia de la parte superior y, situándome justo debajo de su rampa no me alcanzo. La segunda se ponía en marcha al cruzar un pozo de lava y para que no me alcanzara me quede agarrada al borde al saltar al otro extremo. De esta manera llegue a una sala con una pequeña piscina en el fondo y una plataforma con suelo quebradizo justo enfrente mía. Con un poco de suerte, caí justo en el agua, cuando la baldosa se rompió a mis pies.

Al salir me encontré en el centro de la pirámide y con una compañía poco deseada: Natla.

Dispare contra ella hasta que cayó definitivamente al suelo. La primera vez consiguió engañarme. Después entre por una de las puertas y fui utilizando los grande s pilares de piedra para llegar a la parte superior de la pirámide.

Desde ahí, salí resbalando por una gran rampa resbaladiza, hasta que pude salir de la fortaleza. Empecé a correr por la isla con todo, ya que el templo estaba empezando a explotar. Cuando llegue a la orilla estallo la parte de arriba de la pirámide. La onda expansiva me tiro varios metros. Me pude recuperar y me tire al agua para llegar al yate donde habían venido Natla y sus secuaces.

Subí a la lancha y salí con ella a toda velocidad. A lo lejos la isla desaparece por completo por culpa de una enorme explosión. La isla desaparece la faz de la tierra. Por fin, después de todo este largo recorrido, había acabado la aventura. Aunque te parezca mentira, a veces hubiera preferido no haberla acabado nunca. Bueno, esta es mi historia. Termina de contar Lara

El periodista termina de escribir la historia, deja todo y le toma las dos manos a Lara.

-Impresionante historia Srita Croft, IMPRESIONANTE. Estoy muy feliz de que me lo haya contado y disfrute mucho de su historia. Tiene de todo. Esta fue la mejor entrevista que hice en mi carrera. Le dice el periodista, feliz.

-Por favor, no es para tanto, he vivido muchas aventuras así, pero esta es la que me quedo mas grabada. Dice Lara

-Le aseguro Srita Croft, que esta historia va a ser un Best Seller, se lo puedo asegurar. Obviamente usted recibirá regalías por los derechos de autor.

-Ok, espero que cuando se publique sea un éxito. Dice Lara.

-Si, por supuesto. Le agradezco por su amabilidad, por su cooperación y por su paciencia, Srita Croft. Fue un honor conocerla. También me dio gusto conocerlo Sr. Winston. Le dice el periodista mirándolos.

-El honor ha sido mío seño Meter, me complació su compañía. Le dice Lara

Winston lo saluda y los tres salen al patio, donde el periodista se sube a su auto.

-Bueno Srita Croft, ya tendrá noticia mías y su de su historia. Ya mismo me pongo a trabajar en la publicación de esta historia. Estamos en contacto. Nos vemos, saludos.

Lara lo saluda y el periodista sale con su auto de la Mansión Croft. Lara y Winston miran como se aleja el vehiculo.

-Espero que salga todo bien, Winston. Dice Lara

-No se preocupe niña va a salir todo bien, va a salir todo bien.

Los dos entran a la casa…

Saludos.

#18 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 07 octubre 2009 - 18:34

Bueno, aqui les dejo el ultimo capitulo del relato

EPÍLOGO

Habían pasado 10 días desde que el periodista renombrado le había hecho la entrevista a Lara. De repente Winston la llama a Lara. La arqueóloga baja rápidamente por la escalera y lo ve a Winston leyendo el London Times.

-¿Que pasa Winston? Le pregunta Lara.

-Mi niña, salió la noticia que estábamos esperando. El periodista que la entrevistó finalmente sacó la entrevista con la historia. Dice que un éxito rotundo. Le dice Winston

Lara toma el diario y lee la nota:

“…El reconocido periodista Jean Peter del periódico London Times, presentó en el museo de Londres una valiosa e impresionante entrevista que le hizo a la afamada arqueóloga Lara Croft. La concurrencia de las personas fue impresionante. Ya empezó a venderse la publicación como la espuma…”

-Je, me parecía que iba a tener éxito. Dice Lara, riéndose

De golpe se siente que suena el teléfono. Lara atiende.

-Hola Srita Croft, supongo que esta leyendo la nota del periódico de esta mañana. Le confirmo que la venta fue todo un éxito como habíamos pensado. Le agradezco por la entrevista que me ofreció. Obviamente usted recibirá todas las regalías, por derechos de autor, de las ventas de esta publicación. Después arreglamos bien. Le dice el periodista

-Me alegro que haya ido todo bien. Cuando quiera, tomamos un café y arreglamos el asunto. Le dice Lara

Los dos se despiden. Lara se queda mirando a Winston fijamente.

-Te digo la verdad Winston, contar la historia me hizo recordar excelentes tiempos. Fue una de las aventuras que me gusto vivir mas. Se que fue peligrosa, pero ese gusto por lo desconocido es indescriptible. Cuantos recuerdos. Le dice Lara

-Si mi niña, muchos recuerdos, muchos recuerdos.

Y los dos miran por las ventanas como caía la lluvia en el enorme patio de la Mansión Croft, en una fresca mañana de verano londinense.

FIN DEL RELATO

Espero que le haya gustado. Ahora voy a terminar el Scion Perdido

Saludos



Responder



  


0 Usuario(s) están leyendo este Tema

0 miembro(s), 0 invitado(s), 0 usuario(s) anónimo(s)