Ir a contenido


Foto
- - - - -

Tomb Raider: Cronicas de un pasado


17 respuestas a este tema

#1 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 07 enero 2009 - 00:19

Hola amigos. inicio este relato, para contar desde una perpectiva distinta la gran aventura de Tomb Raider 1.

PROLOGO


Era un tarde de un 20 de junio, muy calurosa en Londres. El periodistas reconocido Jean Peter, que trabaja en el ilustre periódico London Time, va en su porche challenge color amarillo patito, con destino a la Mansión Croft.

Días atrás habia llamado para tener una entrevista exclusiva con la famosa arqueóloga Lara Croft, para que le cuente sus aventuras que habia pasado por tanto años. La Srita Croft le habia dicho que pasar el día de hoy a las17 hs para tomar el clásico te ingles y le iba a dar un reportaje.

El periodista, contento de la vida, llega hasta la mansión Croft donde el portón se abre automáticamente. En la puerta estaba Lara y Winston esperándolos. El periodista se baja rápidamente de su auto y se acerca a la arqueóloga

-Srita Croft, me da gusto conocerla personalmente. Me llamo Jean Peter y me da mucho orgullo que haya aceptado hacer esta nota, que me complace mucho

-Por favor, pase y siéntase como en su casa. Le dice Lara

Los tres entran y van al living, donde habia tres sillones y una mesa, donde ya estaba preparado el te con galletitas. Eran casi las 17 hs. El periodista se siente en uno de los sillones y Lara en otro sillón. Winston vuelve a los quehaceres del hogar.

-Bueno aquí me tiene, a su entera disposición para lo que me pregunte, Sr Jean Peter. Le dice dulcemente Lara.

-Srita Croft, el objetivo de este reportaje, es poder dar conocer al mundo sus intrépidas aventuras como arqueóloga. Se que tuvo muchas aventuras, pero usted puede contarme la que la haya emocionado mas?. Le dice el periodista, mientras saca su cuaderno de notas, con un lápiz y se pone los anteojos.

Lara se queda un rato pensado. Agarra la taza de te y toma un traguito.

-Ok, le voy a contar, para mí la historia, que me fue mas emocionante. Se trata sobre un poderoso artefacto que se llamo Scion. El Scion contenía "Poderes Desconocidos" del Atlántis, por eso todos ansiaban conseguirlo, para poder usarlo para dominar el mundo con los ejércitos de las tinieblas, además que contenía el poder de mostrar información del (pasado, presente y futuro)

-Guauuu, debió ser un objeto muy poderoso. Dice el periodista

-Si, y no se imagina como. Me acuerdo de que fue un día de junio de 1996, hace aproximadamente 12 años atrás. Ese día habia recibido una llamado desde el Hotel Imperial en Calcuta, de un sujeto bastante pedante llamado Larson en la cual me informo de un nuevo trabajo, usando una conexión desde un Notebook. Jacqueline Natla, que era directora general de Natla Technologies, me ofreció la oportunidad de recuperar un antiguo artefacto llamado el Scion,

Yo acepte el desafío sin dudarlo, además la paga era habia sido muy jugosa Larson me habia dicho que es artefacto tenia poderes desconocidos y cuyo origen podría situarse en la mítica Atlántis estaba desperdigado en 3 fragmentos que unidos formaban el poderoso Scion. Larson me dio la ubicación donde podía estar el primer fragmento. Ese lugar era Perú…

-Comenzó excelente señorita Croft y como sigue la historia. Le pregunta le periodista

-Prepara bien el lápiz, pues comenzare a relatar mi historia…


#2 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 07 enero 2009 - 00:20

PRIMERA PARTE DE LA NOTA: PERU


CAPITULO 1: LAS CUEVAS

El periodista y Lara estaban sentados en el living de la mansión, donde el hombre le estaba haciendo una entrevista a la Srita Croft, sobre la mejor aventura que habia pasado.

-Bueno, como le digo, mi primer destino fue Perú, donde a la mañana bien temprano me tome un avión para llegar a Lima lo mas rápidamente posible. Me acuerdo que baje del aeropuerto y hacia un frió atroz, pero ahí nomás alquile un guía para ir a las altas cumbre, donde Larson me habia indicado que tenia que ir mediante un mapa.

Lara se toma un poco de te y sigue contando, mientras el periodista escribe en su cuaderno, y tomando algo de te.

-Continuo, luego de un larga caminata por la densa nieve, además de que nevaba como nunca habíamos llegado con el guía a un templo excavado en la roca, donde habia indicios de que habia una tumba de un importante soberano.

-Fantástico, continué, Lara. Le dice el periodista emocionado

-Me acuerdo que tuve que escalar por el peñasco, para tocar un interruptor, para abrir la enorme puerta de piedra. Después de un tiempo logro abrir la puerta, pero desde adentro, salen unos cuantos lobos y matan al guía. Yo enfurecida, baje con todo y mato a los lobos. Luego de eso entre a la cueva, donde la puerta enorme de piedra se me cierra a mis espaladas.

Lara toma una galletita y se la come, mientras Jean termina de escribir en su cuaderno

-Continuo. Al entrar en aquella inmensa cueva, me encontré en un mundo de luces y sombra, una zona de riscos, grutas y rocas cubiertas parcialmente por nieve. Avance deprisa, siguiendo las huellas que los lobos habían dejado en la nieve y, prácticamente sin darme cuenta, me vi metida en una peligrosa trampa donde las paredes parecían escupir dardos.

Comprendí que aquello solo era una advertencia: a partir de entonces tendría mas cuidado. Deje atrás las rocas blancas y busque en la cueva que se abría ante mi. Gire a la izquierda y en lo alto de un muro con nieve pude ver un entrante. Tome el camino, hasta un lugar donde la nieve daba paso a verde musgo y largas enredaderas. Continué hasta una gran sala en la que habia dos puentes de madera. Pase de un lado a otro y desde arriba dispare a unos lobos que esperaban mi caída.

Entre en otra estancia y vi un foso. Antes de saltarlo preferí mirar hacia abajo, y vi a un oso. Salte el foso y baje por la escalera, pero después de ser atacada por dos lobos, vi un pequeño saliente escondido entre las enredaderas de una pared y dentro de ella encontré algunos pedazos de oro, muy valiosos.

Al ir a accionar la palanca, encontre otro tesoro casi debajo de la escaleras. Después de guardarlo, como siempre en mi mochila, pulse el interruptor y tuve que recorrer mucho para entrar por la puerta que se abira pero que se cerraba rapidamente.

Lara se toma un descanso, mientras el periodista termina de escribir.

-Es fantastico, la historia, continue srita Croft.

-Como guste. Luego de eso suybi unas escaleras hasta una habitación con unas baldoas que se parecian quebraizas y, sin darmer cuenta, cai en un luigar que mas bien parecia el falso cauce de un rio. Mirando desde arriba vi una enorme puerta cerrada, asi que busque el interruptor que la abriera, lo active y, no sin cierto reparo, me deslice por un lateral de aquella vaguada. Sali por la otra puerta tan deprisa como pude…

El periodista termina de escribir.

-Este es el primer paso de mi aventura, preparado para la continuación? Le pregunta Lara.

-Por supuesto Srita, cuando usted quiera.

Lara continua contando la apasionante historia del Scion…

Continuara…


#3 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 07 enero 2009 - 04:04

CAPITULO 2: LA CIUDAD DE VILCABAMA

-Sr Peter, sigo con la historia.

-Si, Srita Croft, cada vez esta mas emocionante. Le dice el periodista

-Bueno, una vez que pase por esas cuevas y tras aquellas enormes puertas, encontré un mundo de largos pasillos, zonas sumergidas y claros indicios de una antigua civilización. Inspeccione la nueva zona pasando por pasadizos, rincones oscuros y peligros en cada esquina.

Encontré una puerta cerrada con llave y una gran habitación con una piscina en el centro. Bucee hasta una gran sala sumergida con columnas decoradas y encontré una palanca que abrió la trampilla superior justo a tiempo para no ahogarme

Exactamente en la esquina contraria encontré otro mecanismos que abría un portor en una sala secreta al otro extremo de ese enorme túnel con agua. Allí recogí un nuevo tesoro que guarde en mi mochila. Volví a la habitación de la piscina para pulsar el interruptor que ya habia visto. Avance hasta que caí al pisar unas baldosas rotas. Después de pensar que podía hacer, me di cuenta de que uno de los bloques de la pared se podía mover. Lo utilice primero para subirme y acceder al saliente que no habia podido visitar antes, recogí otro tesoro y luego tire de el en dirección contraria, hasta que llegue a otra sala.

En este tétrico lugar encontré una llave plateada y un ídolo de oro. Sobre uno de los techos de aquella estancia se encontraban oculto un tesoro más de oro. Lo recogí.

Salí rápido y me dirigí a abrir, con la ayuda de la llave plateada, la puerta que ya tenia localizada. Encontré un gran templo con tres puertas, elimine a tres lobos, y entre por la única que estaba abierta. Accedí a una habitación con plataformas. Salte hasta que llegue a activar el interruptor que abría otra entrada en el templo. Baje rápido y, al entrar por la segunda puerta, vi de nuevo plataformas, pero esta vez algo mas complicadas.

Cuando intentaba acercarme a la primera, el suelo se vino abajo a mis pies y caí al agua. Salí a la superficie y tuve que tomar impulso en el poco espacio que me quedaba para dar un gran salto y agarrarme. Una vez arriba pulse el interruptor, recogí un nuevo tesoro que estaba allí y entre por la tercera puerta que se abrió.

Tuve que esquivar una peligrosa trampa hecha a base guadañas. Active el interruptor, caí al agua y desconcertada por lo ocurrido, bucee entrenado en un pequeño túnel de la pared. Baje la palanca y, desde lo alto, vi como en la sala contigua se abría una de las dos puertas que necesitaba para salir. Salte la piscina y apareció un gran oso pardo que mate con mucha dificultad.

Comprobé que el ídolo de oro que guardaba desde hacia rato en mi mochila encajaba perfectamente en el hueco de la puerta, así que coloque y el portón se abrió inmediatamente.

Antes de entras encontré un habitación secreta, donde recogí diversos tesoros incas. Después me tome un respiro, al entrar al túnel…

-Excelente Srita Croft, fue muy buena esta parte de la historia, pero supongo que abra mas?. Le dice el periodista.

-Por supuesto, recién la aventura comienza. Le dice Lara, luego de tomarse lo ultimo que quedaba del te.

-Excelente, esta historia va a ser un Best Seller Srita Croft.

-Ojala, es la mejor aventura que viví, entre muchas cosas que me pasaron. Bueno continúo con la historia, vera que se va a poner más interesante ahora

-Listo, Lara. Dijo el periodista, con lápiz en mano y hoja nueva del cuaderno

Continuara…



#4 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 14 enero 2009 - 04:17

CAPITULO 3: EL VALLE PERDIDO

Lara continua contando la historia al periodista.

-Continuo con la historia, así que prepárese. Le dice Lara

-Vale, Srita Croft, estoy listo

-Excelente, entonces una vez que pase la ciudad abandonada y al salir del túnel me rodeaba un mundo de corrientes de agua y cascadas. Mi intuición me llevó a saltar al otro lado del rió que transcurría ante mi, lo cual hice desde un hueco que encontré nada mas al salir a la izquierda. Tras varios saltos muy difíciles (en alguna ocasión caí y fui arrastrada por la corriente hasta una catarata), cerca del nacimiento de este río vi una antigua maquinaria a la que le faltaban tres piezas. También en la margen izquierda del cauce vació del río encontré un gran tesoro de oro, que agarre.

Supuse que debía encontrar las piezas de la maquinaria, así que retrocedí dejándome caer en la corriente del río para ser arrastrada hasta la cascada. Salí del agua y, tras eliminar a un par de lobos, escale una pared de rocas blancas.

Llegue a ver un gran valle verde, con matorrales, árboles y… Velocirraptores!.

-QUE, velocirraptores!!!!, pero los dinosaurios se extinguieron. Dice el periodista

-A m me parecía también, pero en ese valle habían quedado algunos vivos después de millones de años

-Increíble, lo que me cuenta Srita Croft, la historia esta cada vez mejor, continué.

-Ok, sigamos, entonces avance con mucho cuidado ( y el miedo normal de una persona que acaba de ser atacada por dos saurios carnívoros) y de pronto salio…¡¡Un Tiranosaurio Rex!!

-A bueno, lo única que faltaba. Dice el periodista con los ojos como platos de abiertos por el asombroso relato de Lara

-Entonces antes de que me atacara conseguí huir y entrar por una cueva que encontré a la derecha de un puente destruido y llegue hasta una gruta alta desde la que, fuera del alcance del gigante depredador, lo abatí a tiros.

En una cueva de la zona encontré la primera de las piezas que buscaba. En lo alto de la doble cascada, y también a la derecha de este encontré otro tesoro de oro.

Además en lo profundo del valle halle un templo; recogí la segunda pieza que necesitaba y que estaba escondida en el agua. En el techo del templo, que subí agarrándome de la roca que encontré justo en enfrente de un tronco en el suelo. Desde ahí salte para agarrarme a la roca que tenia a mi izquierda. Después tuve que tomar el Angulo perfecto, calculando a ojo donde iba a caer y salte sin mas. Para el tercer salto hice lo mismo pero tomando impulso. Desde alli no me resulto difícil llegar al techo, donde recogí varios tesoros para mi colección personal.
Luego subí por unos peñascos, donde me deposito a un enorme puente, que estaba destruido, pero con un salto lo pase sin problemas. Del otro lado estaba la tercera y ultima pieza que necesitaba.

Ya tenia las tres que necesitaba y regrese hacia la maquina. Llegue a la altura de un puente de madera quien colgaba sobre el río. Antes de pasa recogí un diamante que encontré por allí.

Coloque las tres piezas y active el mecanismo. Un portón dorado enorme cerro el paso al agua justo a mi izquierda. En la cataratas encontré otro tesoro mas. Bucee hasta una sala escondida y recogí varios objetos de valor mas.

Después corrí por el cauce del río, ahora vacío, hasta dejarme caer por el hueco que antes hacia sido una cascada. Caí al agua y me di cuenta que al final del cañón que habia formado la catarata habia un pasadizo. Entre hasta el final y una gran puerta se abrió…

-Excelente Srita Croft, cada vez me emociono mas. Dice el periodista

-Ahora vamos continuar la historia, pues ahora viene una parte crucial

El periodista nervioso, miro el reloj y se limpio la cara con un pañuelo, producto de la ansiedad que le provocaba el relato de la Srita Croft,

-Estoy listo para seguir con la historia

-Ok, sigamos entonces. Le dice, tranquilamente Lara.

Continuara…

Saludos

Editado por oraculo, 14 enero 2009 - 04:19.


#5 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 28 enero 2009 - 04:09

CAPITULO 4: EL SEPULCRO DE QUALOPEC

-Después de dejar atrás el valle de los dinosaurios, me vi en un lugar completamente distinto a los que habia visitado hasta ahora. Ya no encontré pilares de rocas, ni plantas, ni musgo, tan solo habitaciones perfectamente adornadas con extrañas pinturas. Me encontré en una sala con varias salidas.

Una de ellas estaba cerradas con tres verjas… Imposible pasar, de momento. Vi un pasillo y me dirige hacia el. De pronto, una gran roca redonda se abalanzo hacia mi. Cuando vi bajar esa enorme roca, retrocedí lo mas rápido que pude saltando hacia atrás y me aparte de inmediato de su camino.

Una vez solventada la situación, vi una palanca en la pared y la pulse… dos terribles velocirraptores aparecieron en escena. Los elimine fácilmente con ayuda de mi escopeta. Entre por la puerta que acababa de abrir hasta una sala con tres pasillos y un diamante enorme en el centro, que agarre gustoso. Explore la zona. Cada uno de los pasillos escondía un mecanismo para abrir las tres rejas que me cerraban el paso en la sala del principio.

Encontré fácilmente dos interruptores que me abrieron dos puertas ( y de paso varias trampas). En una de las puertas encontré por un pasillo un interruptor y , como el suelo parecía quebradizo, cruce corriendo por lo que pudiera pasar. Tas de mi las baldosas se vinieron abajo y pude ver en el fondo una gran colección de pinchos esperando mi caída. Para volver retrocedí lentamente hasta el borde. Salte agarrándome al lado contrario y por poco no puedo contarlo.

-Increíble Srita Croft. Dice el periodista

-Continuo. Pero, sin dudas, lo que mas me costo fue averiguar lo que debía hacer en una sala marcada con el bello grabado de un pájaro y en la que habia dos grandes bloques que no podía mover por mi misma: vi que las palancas que se encontraban por lo alrededores movían esos bloques, por lo que deduje que lo que debía hacer era colocarlos de tal manera que pudiera saltar a un hueco que habia a varios metros del suelo y debajo del cual se encontraban unos peligrosos pinchos.

Después de efectuar varias combinaciones, conseguí llegar donde quería y abrir la tercera verja. Volví rápidamente a la habitación del principio. Poco después me encontré en una larga habitación de cuyas paredes salían dardos. Me pare en el primer peldaño de una escalera que habia al final e intente subir por la pared de la que estaba el último cañón. Esto lo hice pues me pareció ver algo raro detrás de una de las columnas Tumi.

Al subir se abrió una puerta secreta. En esa sala el suelo quebradizo escondía una trampa mortal. Recorrí parte de ese piso roto y logre juntar el tesoro que estaba allí. Luego volví por los otros pisos rotos y logre salir bien. Después de recoger el tesoro, Salí y subí hasta lo que parecía un Salón del Trono.

Dos momias custodiaban los restos del Rey Qualopec y en el centro de la sala, sobre un pedestal, vi el Scion que iba buscando. Dispare a la momia que me ataco y agarre el Scion. De pronto, todo el edificio se vino abajo. Corrí sin detenerme hasta el túnel que antes me dio paso a este impresionante templo. Me tire al agua y me di cuenta de que el temblor también habia afectado a las rocas. Por una brecha de la pared derecha del lago, muy escondida y difícil de encontrar, entre a una cueva donde encontré un jugoso tesoro que guarde para el museo en casa.

Volví a la superficie del lago y vi a un hombre. Tras un largo tiroteo conseguí desarmarle. Le interrogue y me dijo su nombre: Larson

Pero esto ya es otra historia. Finaliza Lara

-Impresionante Srita Croft, esta parte de la aventura fue emotiva y llena de acción. Así que de esa manera consiguió parte del amuleto. Le dice le periodista

-Exacto, amigo, pero se hizo tarde, conviene que cortemos por hoy y seguimos mañana a la misma hora. Le dice Lara

-Perfecto, si me quedo la mano con algo de dolor de tanto escribir pero emocionado. Dice el periodista

El periodista se levanta y le da la mano a Lara para felicitarla y despedirse de ella

-Un honor Srita Croft

-Igualmente. Contesta ella

Luego los dos, con Winston salen al enorme patio de mansión Croft y el periodista sale en su auto, de la Mansión con destino a su casa

-Winston, el muchacho me agrada, me encanto la charla. Me hizo recordar momentos hermosos y emocionantes.

-Tiene razón niña, tiene razón

Los dos entran a la casa para la cena. Mañana será otro día…


#6 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 17 agosto 2009 - 16:31

Retomo este relato

SEGUNDA PARTE DE LA NOTA: GRECIA

CAPITULO 5: FRANCI’S FOLLY

Al día siguiente el periodista llega cerca de las 10 de la mañana, como habían acordado con Lara. La arqueóloga lo estaba esperando en la entrada de la mansión Croft. Al bajarse del Porche, Lara saluda al periodista con una sonrisa.

Los dos marchan hacia el living donde Winston lo estaba esperando con un aperitivo, que consistía en galletitas, mermelada y un te muy rico. Todos se sientan y Winston vuelve a la cocina, donde va a preparar el almuerzo. El periodista se pone las gafas, saca su lápiz y su cuaderno de notas.

-Bueno, Srita Croft, prosigamos la historia cuando usted lo desee. Le dice el periodista.

-Ok, empiezo ahora. Dice Lara después de comer una galletita.

-Después de mi charla con Larson realice unas investigaciones en la ciudad para averiguar como llegar hasta el segundo Scion. No fue difícil encontrar el camino que debía tomar: directo hacia un antiguo monasterio situado en lo alto de una gran montaña, en Grecia. Dice Lara

-Veo, que ahora vamos a Grecia Srita Croft. Le dice el periodista.

-Exacto. Cuando llegue a la cima, encontré un par de latas de comida al lado de una fogata apagada. Había sospechado antes de ir a Grecia, que un mercenario francés llamado Pierre, amigo de Larson, me estaba siguiendo. Y mis sospechas fueron ciertas.

Nada mas entrar al monasterio me aguardaban un par de leones, pero conseguí abatirlos fácilmente. Haciendo uso de mi picardía que me caracteriza, moví los primeros bloques que me abrieron las primeras puertas y, tras eliminar a unos gorilas y saltando sobre unas altas columnas, no fue difícil llegar hasta la sala que me abría bajo mi pies un fascinante abismo de plataformas.

Baje hasta el fondo, no sin dificultad, y me encontré un portón perfectamente sellado con cuatros cerraduras. Debía encontrar las llaves que abrieran dicha puerta. Dice Lara

-Fascinante Srita Croft, continué. Dice el periodista.

-Prosigo, Las cuatro llaves estaban guardadas tras otras tantas puertas marcadas con el nombre de celebre personajes mitológicos: Atlas, Damocles, Neptuno y Thor. Los interruptores para abrir estas puertas los encontré situados en distintas plataformas de la sala.

Dentro de cada una de ellas me esperaban los peligros mas insospechados.. En la habitación de atlas tuve que sortear una gran roca y colarme por un hueco que se abría en lo alto de la pared izquierda. En la sala de Damocles decenas de grandes espadas colgadas del techo, esperaban pacientemente mi paso. Logre pasar las trampas y conseguir las dos llaves. Dice Lara.

-Veo que las pruebas y obstáculos no fueron fáciles, Srita Croft. Dice el periodista mientras anotaba.

-Exacto, no fueron fáciles. Las espadas de la trampa de Damocles eran enorme y cuando caían es como si te siguieran. La roca de Atlas no fue fácil pasarla. En la sala de Neptuno mi principal problema fue no ahogarme al ir activar el mecanismo que me abrió el camino hacia la tercera llave. La pileta era muy profunda, digamos de unos 30 o 40metros de profundidad. Tuve que soportar una gran presión, manteniendo el oxigeno.

Pero sin lugar a dudas la trampa más peligrosa fue la diseñada para impedirme el paso a la llave de Thor. En esta sala encontré un enorme martillo. Situándome un instante bajo el y dando un paso rápidamente hacia atrás, conseguí esquivar su caída, al tiempo que aparecieron dos bloques que me permitieron llegar hasta un alto balcón que había en la pared del fondo. Realmente fue muy difícil la prueba, en si tuve que ponerme durante unos instantes bajo el gigantesco martillo que casi me aplasta. Dice Lara.

El periodista se lleva una mano a la boca, ante el asombro.

-Que momento, srita Croft. Yo no se que hubiese hecho. Dice asustado y emocionado el periodista.

-No lo se realmente. Prosigo; cuando conseguí las cuatros llaves tuve que descender con mucho cuidado, ahí abajo me aguardaba Pierre que me disparaba sin cesar. El cruce de disparos fue atroz, donde ocultándome tras algunas columnas, le dispare desde arriba cuantas veces pude hasta que al final huyo. Tras eliminar a un par de leones, con el mismo sistema, pude bajar a abrir la puerta y salir de allí.

Por cierto, encontré una sala donde pude agarrar algunos tesoros. Y también en otras salas secretas pude hallar otros tesoros para mi colección. Finalmente puse las cuatros llaves y la puerta se abrió. Pude salir de ese peligroso lugar. Dice Lara

-Bárbaro Lara, se esta poniendo emocionante.

-Espérate, que todavía no terminamos.

Los dos toman una tasa de te, haciendo un break, antes de que la historia siga…

Saludos

#7 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 18 agosto 2009 - 03:02

CAPITULO 6: EL COLISEO

Luego de break el periodista agarra el lápiz y se pone las gafas. Lara se acomoda en el sillón.

-Proseguimos Srita Croft?. Le pregunta el periodista.

-Proseguimos con la historia entonces. Le dice Lara

-La historia es emocionante. Le dice el periodista anotando algunos detalles de la historia.

-Bueno sigo. Tras los primeros pasos comprobé que me encontraba en un extraño lugar que debía haber sido en sus tiempos un gran circo griego. La cantidad de fieras que encontré en el, me lo confirmo.

Para llegar al Coliseo tuve que escalar la fachada y entrar por una pequeña brecha de la pared, pues las puertas principales estaban bloqueadas. Antes de entrar, encontré una pequeña sala, dentro de una cueva situada encima del lago. Me atrajo la curiosidad y para llegar a ella subí por la cornisa del templo y en lugar de entrar por la puerta de la izquierda anduve por las rocas y salte hasta una saliente que me permitió llegar. Allí encontré diamantes y otros tesoros ocultos.

Volví sobre mis pasos e hice el camino de nuevo. Después de acabar con los dos cocodrilos que habia en la fosa, me agarre a las rocas de la pared izquierda y pase hasta el otro lado. Ya habia dejado atrás la difícil entrada al templo.

-Comenzó emocionante, siga Srita Croft.

-Prosigo. Llegue a unas enormes ruinas de un antiguo Coliseo. Nada mas caer a la arena del circo fui atacada por varios animales, entre ellos gorilas asesinos y leones.. A pesar de que me inquiete demasiado, pues, aunque tuve que controlarme y usar la escopeta solo en los momentos realmente complicados para no agotar la munición. Notaba como mi habilidad con las pistolas, crecía por momentos.

En este desolado escenario encontré fácilmente las primeras palancas que abrían las puertas que iban despejándome el camino. Mi primer problema grave lo encontré a la hora de abrir una puerta cuyo mecanismo estaba cerrado detrás de otras dos que se abrían y se cerraban rapidísimamente. En esta sala tuve que salar para llegar a tiempo antes de que se cerraran las puertas que se abrían al pisar sobre una losa que habia en una esquina del fondo.

Después de muchos intentos logre ser lo suficientemente rápida como para pasar antes de que se cerraran las puertas. De esta forma encontré el mecanismo que me abrió la primera de las tres puertas situadas en las esquinas de la gradas del Coliseo y fui hacia ella

Después de esquivar una roca accione otro mecanismo que abrió la segunda puerta. Yendo hacia la tercera sala, apareció Pierre que me ataco con todo. El cruce de balas fue impresionante. A Pierre logre herirlo en un brazo y se dio a la fuga.
-Medio molesto ese tal Pierre. Dice el Periodista.

-Si, era un mercenario bastante molesto y realmente iba detrás de mi por la segunda parte del Scion. Dice Lara

-Ok, buen detalle. Dice el periodista.

-Ok, prosigo con la historia. Al entrar, encontré una sala en la que habia unos pilares por los que debía ir subiendo hasta el interruptor de la tercera puerta, pero encontré además una sorpresa. Situándome en la parte derecha del pilar de la izquierda se abrió una puerta secreta en lo alto de la habitación.

Esa puerta se abría al ponerme en el lado derecho de la columna de la izquierda. Para llegar a ella salte hacia delante, luego a la izquierda, a la derecha y por ultimo, hacia delante. Todo ello sin perder ni un segundo. En esa habitación agarre dos enormes tesoros de gran valor.

Volví al Coliseo y después de ser atacada de nuevo por el loco de Pierre entre por la tercera puerta que acababa de abrir. Encontré una palanca que activo el mecanismo de un portón que habia en el palco del circo, al cual accedí subiendo por un pasadizo y saltando sobre varias piedras. Supuse que dentro se escondería la llave que me abriría la reja de la sala anterior, pero comprobé que no era asi. Después de devanarme los sesos decidí volver a la habitación donde habia pulsado el interruptor y allí descubrí de que, cuando habia ido por primera vez, al empujar el bloque para entrar habia tapado con el un pequeño hueco en la pared donde descansaba la llave enmohecida.

Volví a la reja, la abrí, salte al agua y pulse un interruptor que me permitió salir de aquel peligroso lugar.

-Bravo Srita Croft, perfecto la historia. Realmente tiene de todo. Dice emocionado el periodista.

-Esto todavía no termino. Prepare el lápiz y el cuaderno porque nos vamos adentrar en la búsqueda del segundo Scion. Dice Lara

Al periodista le brillo los ojos. Estaba emocionado de la historia. Se pone las gafas de nuevo esperando a Lara para que siga la historia.

Lara toma un sorbo de te y se prepara para continuar…

Saludos

#8 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 20 agosto 2009 - 05:23

CAPITULO 7: EL PALACIO DE MIDAS

Luego de que la arqueóloga termina el te, se pone mas cómoda en su sillón. El periodista termina su te también, se poner las gafas para leer, agarre su cuaderno y su lápiz y se prepara.

-Estoy listo Srita Croft para seguir escuchando su historia. Dice emocionado

-Ok, prosigo con mi historia. Me acuerdo que llegue a una especie de palacio con enormes galerias que me esperaban en silencio mi paso. Después de eliminar algunos leones, cocodrilos y algunos gorilas asesinos y subir en una gran escalinatra me encontre en una sala con cuatro puertas y en la que habia tambien 5 palancas sobre el tejado.

Elimine algunos gorilas mas y descrubri que en la parte superior de cada puerta habia grabados con signos griegos que me daban la combinación de los interruptores para abrirlas. Así, abrí primero la puerta de la izquierda, elimine un león y al entrar me di cuenta de lo que necesitaba encontrar: tres relucientes lingotes.

-Comenzó emocionante, siga, siga. Dice concretado el periodista.

-Prosigo. Me acuerdo que volví a los interruptores y abrí una a una las tres puertas restantes. En la derecha encontré un par de llamas, en unas columnas, que me costo muchísimo atravesarlas. El truco consistía en ir corriendo a toda velocidad y saltar por las columnas, en el poco tiempo que te daba con las llamas apagadas. Después de pasar esquivando unas llamas, mi primer lingote.

Al entrar en la segunda vi una sala con una gran columna en el centro. Baje por unas escaleras y llegue a la parte de la base de esa enorme columna. Al mover la piedrea que encontré, un desprendimiento hizo caer las rocas que quedaron colocadas de tal manera que pude saltar de u lado a otro para llegar a una sala con una gran piscina. A la derecha, debajo del agua encontré una sala con muchos tesoros que agarre generosamente.

Al bajar, encontré otra sala con otros tesoros que estaba escondida detrás de unas rocas y a la que solo se podía acceder desde arriba saltando dentro de ella. Al mirar a mí alrededor vi que me encontraba en la parte superior del templo. Desde aquí salte para agarrarme un saliente de la roca que tenía justo enfrente de mí. Dice Lara

-La paso complicada Srita Croft. Dice el periodista.

-En algunos momentos, mi estimado. Pero que tengo que reconocer que me puse muy nerviosa, en ese momento, ya que la caída era mortal de necesidad. Me acuerdo que tras saltar al otro lado llegue al techo de un pequeño templo. Recogí el lingote y, antes de bajar, dispare contra los leones y monos que me esperaban abajo.

Al bajar entre al templo y accione una palanca que me abrió la reja que daba acceso al jardín del templo. Volví a los interruptores y entre en la última puerta. En esa sala habia varias plataformas rodeadas de pinchos ensangrentados. En unas de las esquinas, arriba vi una entrada, donde habia un pedestal con el ultimo lingote.
Baje por otra entrada, y accione una palanca provocándome un enorme ruido. Cuando volví a la habitación principal, observe que las plataformas custodiadas por los pinchos, se habían elevado. Entrando por un camino, fui saltando de columna en columna, procurando no caer al pozo, sino seria mi fin.

Finalmente llegue a la entrada que habia visto antes, elimine un molesto gorila que estaba custodiando el último lingote. Agarre el lingote.

-Trampa terrible, menos mal que pudo salir con vida. Dice el periodista.

-En muchas circunstancias estuve en peligro de muerte. Después de recoger el tercer y último lingote me di cuenta de mi problema, necesitaba que los lingotes fueran de oro.

Tras inspeccionar todos los rincones del palacio, encontré en la párete superior del jardín una pequeña entrada en la roca que me llevo a una sala en la que descubrí los restos de una gigantesca estatua de Midas. Recordando la leyenda, deposite lo tres lingotes sobre su enorme mano y, ante mis atónitos ojos, los lingotes se convirtieron en oro. Decidí no subirme yo personalmente a la piedra de la mano por lo que pudiera pasa…

De regreso a la sala donde debía colocar los lingotes encontré una palanca escondida en el jardín que me abrió el camino a una sala custodiada por puertas con dientes a dos tesoros impresionantes. Después fui directamente a depositar los lingotes que me guardaba en mi mochila en su lugar correspondiente.

La enorme puerta se abrió y… Termina de contar Lara

-Excelso Srita Croft, esta parte de la historia me encanto. Espero que lo siguiente sea igual de emocionante. Dice el periodista.

-Si y mejor todavía. Por cierto ya es la hora de almorzar, lo invitó a comer conmigo, hoy no tengo compromisos. Dice Lara

-Si, por supuesto, Agradezco su amabilidad Srita Croft.

Los dos se dirigen al comedor, donde Winston ya habia preparado la mesa y los suculentos alimentos estaban aguardando, recién cocinados. Todos se sentaron, incluido Winston y comieran a placer.

Saludos

#9 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 31 agosto 2009 - 00:52

CAPITULO 8: LA CISTERNA

Luego de un descanso, una buena comida y hablar de otros temas en forma distendida, todos se levantan para ir al living para comer una sobremesa y seguir con la entrevista.

-Muchas gracias por invitarme a comer Srita Croft, la comida estuvo exquisita. Dice el periodista.

-De nada, ademas se que usted vive lejos, no va a volver a su casa para comer y volver. Dice Lara

Todos se sientan en los cómodos sillones, donde Winston sirve un te con galletitas. El periodista se pone las gafas y abre su cuaderno, con lápiz en mano, listo para seguir escribiendo lo que le cuente la arqueóloga.

Lara toma un poco del te y se prepara para seguir contando la aventura.

-Sigamos con la historia. Luego de pasar el Palacio de Midas y de poner los tres lingotes de oro, caí resbalando y aparecí en un lugar realmente lúgubre. Aquello parecía el paraíso de las ratas, pues se trataba de una zona muy húmeda y repleta de recovecos y puertas que necesitaban llaves para ser abiertas.

La gran sala central tenia en el centro una gran piscina y a los lados numerosas puertas y plataformas. Pero uno de los portones destacaba mucho mas que ningún otro y supuse que esa seria la vía para salir de aquel lugar.

-Continué, Srita Croft, parece un lugar horrible. Dice el periodista.

-Si, bastante. Prosigo, me acuerdo que lo primero que hice fue recoger una llave enmohecida que había en la plataforma a la que accedí mediante una grieta en la pared, que por cierto, aunque no estaba oculta por nada apenas se veía.

Luego entre en otra sala con el suelo enrejado y que tenia un interruptor en una de las paredes. Encontré en una de las esquinas mas oscuras una sala secreta, donde subí por unas paredes y salte a una plataforma en la que encontré varios tesoros. Después entre en una zona oscura. Subí casi a ciegas unos grandes peldaños hasta que al final pude ver otro tesoro enorme. Luego baje por una rampa resbaladiza y, sin pulsar el interruptor, me tire al agua para llegar de esta manera a otra gran sala medio sumergida.

Recogí una nueva llave enmohecida y volví a la estancia principal. Abrí las dos puertas del lado contrario con la ayuda de las dos llaves que tenia en la mochila. Al intentar pasar por la puerta de mas a la derecha encontré un suelo plagado de pinchos. Era imposible pasar.

-Veo que no querían que lograras salir de ese lugar. Dice el periodista.

-Ya estoy acostumbrada a este tipo de recibimiento. Sigo, Entrando por la puerta de la izquierda, además de tener de enfrentarme al pesado de Pierre y de verme obligada a dar unos largos saltos, encontré una de las llaves de plata que necesitaba para abrir la puerta central de la sala principal.
Llegue a otra habitación que tenia un pequeño interruptor en la parte superior de la pared, pero no podía acceder a el de ninguna manera. Recordé el interruptor que había dejado sin pulsar en la sala del suelo enrejado y lo active. De pronto todas las salas se inundaron y el agua casi lo cubrió todo.

Volví para activar el interruptor que estaba inaccesible y que ahora estaba a mi alcance y encontré la segunda llave plateada. Recordé que antes no había podido pasar por el túnel de pinchos, pero ahora también estaba inundado y no tuve ningún problema. Desde el agua recogí una llave de oro y volví a la superficie. Buceando por el nuevo paisaje de agua encontré una sala secreta que antes no había visto.

Después subí hasta la gran puerta central y utilizando las dos llaves de plata entre en el hall de acceso a la última habitación. Utilice la ultima llave y entre en una gran sala con baldosas blancas y negreas que simulaban un tablero de ajedrez. En el fondo encontré un interruptor y un bloque.

Toque el interruptor y salieron tres leones que elimine rápidamente. Luego moví el bloque para poder llegar a la plataforma superior. Recogí varios tesoros y baje otra vez y mire, que detrás del bloque que había movido, había un agujero con agua que era la salida de que aquel horrible lugar. Me tire y empecé a bucear. Finaliza de contar Lara

-Magnifico momento de la historia Srita Croft. Cada vez es más interesante su historia. Dice el periodista.

-Ya estamos cerca de la segunda parte del Scion, así que prepare el lápiz que le cuento como lo conseguí. Dice Lara

El periodista come una galletita y toma algo de te. Se prepara con emoción para lo que sigue de la historia. Lara toma algo mas de su te, se pone cómoda en su sillón y se dispone a seguir la historia…

Saludos

#10 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 28 septiembre 2009 - 15:20

CAPITULO 9: LA TUMBA DE TIHOCAN

-Bien sigamos con la historia. Dice Lara

-Me parece perfecto Srita Croft. Dice el Periodista.

-Continuo. Recuerdo de que estaba muy cerca del segundo Scion., lo presentía. En algún rincón de este nuevo lugar repleto de trampas y parciamente sumergido en agua lo encontraría, seguro.

Bucee hasta encontrar los interruptores necesarios para abrirme paso por el agua. Al entrar en el túnel inundada no vi ninguna salida así que tuve que ser rápida para no ahogarme. Bucee hasta encontrar la palanca que ponía en funcionamiento el mecanismo de un gran portón y logre salir justo a tiempo. ¡Menudo Comienzo!. Grita Lara

-Veo que hay tenido muchos problemas Srita Crot. Dice el periodista.

-Ufff, si eso fue el principio. Me acuerdo que llegue a una zona con dos trampas: por un lado dos puertas metálicas dentadas, aun mas complicadas de pasar por la presencia de Pierre y por otro una enorme cuchilla a modo de péndulo.

Bajando por un lado de las puertas metálicas encontré una sala secreta perfectamente camuflada en la pared, donde conseguí una pieza de oro impresionante. Bajando por las otras escaleras encontré la manera de inundar la sala. Me sumergí hasta entrar en otra sala donde encontré la llave necesaria para cruzar al otro lado de la piscina.

Después de acabar con un león y dos gorilas localice la llaver. Una vez al otro lado del agua me encontré en una sala con seis puertas y cuatro baldosas en el suelo escritas con unas palabras indescifrables. Dice Lara

-Impresionante Srita Croft. Dice el periodista.

-Continúo con la historia. Me acuerdo que desplazando sucesivamente un bloque que había suelto sobre cada una de las baldosas, se abrieron cinco de las seis puertas, ya que la última necesitaba de dos llaves para ser abierta. Detrás de las puertas encontré, además de las dos llaves que necesitaba, tesoros, amuletos de mucho valor y… trampas muy peligrosas. Tras abrir la puerta de las dos cerraduras, vi una gran rampa con agua al fondo.

Me deje caer y salte sin parar. De pronto todo pareció cambiar. Salté hacia la derecha y casi sin darme cuenta entre en otra sala secreta con tesoros de oro impresionantes. Después me deje caer al agua y bucee esquivando a un cocodrilo.

Aparecí en un inmenso lago presidido por la cabeza de un enorme león y subí por la única plataforma que encontré. Entre en una larga y complicada cueva en la que puede activar el mecanismo de apertura de una puerta subacuática escondida justo debajo del templo.

Entre or esta puerta y conseguí abrir la gran puerta de la entrada del templo de Tihocan. Una vez abierta la entrada al templo uno de los centauros de piedra cobro vida. Para acabar con el use mi escopeta. Esquive sus disparos saltando lateralmente de izquierda a derecha sin parar in un instante y disparando contra el al mismo tiempo. El centauro apenas consiguió tocarme.

Después entre en el templo y encontré un pedestal vacio. Algo extraño pasaba: se suponía que el Scion debía estar colocado en ese lugar. Entonces note que alguien me disparaba. Al darme vuelta descubrí a Pierre. Acabe definitivamente con el, le quite el Scion y la llave de oro que necesitaba colocar en la parte superior de la sala para salir de allí.

Leí los jeroglíficos de las paredes y pensé donde podría buscar el tercer Scion que necesitaba. Dice Lara

-Magnifico Lara, excelente historia, cada vez mejor. Dice el periodista.

-Falta todavía de la historia, pero veo que ha escribido todo con lujo de detalle. Dice la arqueóloga.

-Exactamente, ahora tendríamos que seguir con la historia, pero si me permite Srita Crot, me gustaría seguir mañana en lo posible, ya que tengo otros asuntos personales que atender. Dice el periodista.

-Me parece perfecto, de paso descansamos y encaramos la historia mañana mas descansados. Lo espero mañana a las 10 de la mañana, ¿le parece?. Le dice Lara

-Perfecto Srita Croft, mañana estaré a esa hora sin falta. Le agradezco su amable atención, la comida que estuvo exquisita. Dice el periodista.

-Fue un placer. Lo espero mañana

Todos se levantan, ya que Winston se había quedado sentado escuchando la historia y tomando un café. El periodista sube a su auto y sale de la Mansion Croft. Lara mira como se aleja el auto.

-Winston, espero que haya tomado bien la decisión de contarle sobre la historia del Scion. Dice Lara

-Si, niña. Este muchacho me parece una persona correcta y humilde, no se preocupe. Dice Winston.

-Eso espero, Winston. Dice Lara

Los dos entran a la mansión después de despedirse del periodista.

Saludos

#11 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 29 septiembre 2009 - 14:23

TERCERA PARTE DE LA NOTA: EGIPTO

CAPITULO 10: LA CIUDAD DE KAHMOON

A la mañana siguiente el periodista reconocido Jean Peter va en su auto hacia la Mansión Croft, para reunirse con Lara a la hora acordada. Llega a la a las 9:50 a.m. Lara lo espera en la puerta.

-Hola Jean. Le dice Lara

-Hola Srita Croft, me alegra que esté lista para continuar con la entrevista. Le dice el periodista.

-Siempre estoy lista. Contesta la arqueóloga.

Los dos entran a la Mansión Croft, donde Winston ya había dejado un te caliente con masas. Los dos se sientan en el sillón del living principal. El periodista saca su lápiz y cuaderno.

-Veremos con que nos deleita hoy Srita Croft. Es todo suyo. Dice el periodista

-Bueno, continuemos con la historia. Habíamos terminado en Grecia. Me acuerdo de que la fuerza de los dos Sciones me indico hacia donde debía dirigirme. Egipto, cuna de grandes misterios, sería mi siguiente destino. Lo dice Lara con un tono de misterio.

-Interesante, Egipto, me gusta todo lo relacionado a esa maravillosa cultura. Dice el periodista.

-Perfecto, entonces le va a gustar esta parte de la historia. Me acuerdo que lo primero que hice fue entrar a una pirámide y, tras eliminar a una pantera y a una momia, pude mirar a mi alrededor y observe que me encontraba en una gigantesca sala con una esfinge en el centro, una gran puerta cerrada a mi izquierda y un oasis a la derecha. En el centro de esta pequeña piscina había una columna en forma de cruz con cuatro cerraduras en sus laterales.

Supuse que debía encontrar esos cuatros objetos para abrir la gran puerta de la izquierda. Después de recoger un suculento tesoro que encontré en aquel lugar, descubrí, detrás de la cabeza de la esfinge, la llave que me abría la puerta para pasar a su interior. Una larga sala con columnas, donde cepille algunas paneras, me dio paso a otro gran escenario con el Templo de un gato, varias esculturas, dos pasillos y un lago al fondo.

Junto al Templo del gato, escondido detrás de un muro en la esquina del fondo, encontré una sala secreta con un tesoro completo. Después entre a los dos pasillos, de cual de uno de ellos , salió una gran roca que casi me aplasta y recogí un par de jarrones de una porcelana muy valiosa.

Me tire al lago y bucee. Abriéndome paso con la ayuda del interruptor que encontré al lado de la puerta, llegue hasta una alta sala en la que había un tesoro a la vista. Moví un bloque, active un par de mecanismos, elimine a una momia bastante peligrosa y conseguí subir hasta el techo por una trampilla que se abrió en el. Desde aquí pulse una palanca que abrió el suelo que rodeaba al gato en el templo. Salte por varias plataformas hasta llegar al tejado del templo y desde allí, tomando carrerilla, llegue a un lugar poco accesible situado justo en la parte derecha.

Después de coger los tesoros que encontré baje al suelo y me deje caer por el hueco que se había abierto alrededor de la estatua del gato. En el interior del templo había dos salidas, la de la izquierda era una trampa que me llevaba directamente a unos pinchos, ya que fui primero por allí y cuando pise un bloque se convirtió en una rampa resbaladiza. Por poco escape de esa trampa.

La de la derecha me llevo hasta una curiosa sala en la que había una columna en el centro, a la que no podía llegar saltando. Y varias panteras esperándome en el suelo. Baje y elimine a las panteras. Cogí un par de tesoros y continúe por un pasadizo al final del cual me esperaba otra momia.

Llegue hasta una sala con dos túneles. Pase por el único que podía y encontré sobre una columna, una llave dorada y, un poco mas lejos, una palanca. Al accionarla, una trampilla situada justo debajo de la arena se abrió y esta cayo, de tal manera que pude entrar en el otro túnel para hacer uso de la llave y continuar mi búsqueda de las cuatros llaves de la columna. Termina de decir Lara.

-Impresionante Srita Croft, su travesía por Egipto, comenzó espectacular. Dice el periodista.

-Sí, y esto es principio mi querido Peter. Póngase cómodo porque seguimos con la historia.

Los dos terminan de tomar el te y se preparan para la continuación de la historia.

Saludos.

#12 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 29 septiembre 2009 - 17:21

CAPITULO 11: EL OBELISCO DE KAHMOON

La arqueóloga se acomoda para seguir con la historia. El periodista prepara con emoción su lápiz y su cuaderno.

-Bueno, sigamos con la historia. Me acuerdo que un largo pasillo me llevo a una puerta con una cerradura a un lado y una sala con cuatro bloques móviles y una trampilla dorada en lo alto de la pared derecha. Detrás de los tres primeros bloques solo había trampas y algunos tesoros. En dos de ellos tuve que eliminar a dos peligrosas pantera y en la tercera me caí por un enorme pozo, donde elimine una tercera pantera y para volver tuve que ir saltando por altas columnas.

Pero detrás del bloque de la izquierda encontré, buceando, una llave, en un gran laberinto debajo del agua custodiado por un enorme cocodrilo. Al utilizar la llave en la cerradura exterio9r se abrieron dos puertas, la mas cercana a la cerradura me dejo ver el majestuoso obelisco que servía de aposento a las cuatros piezas que andaba buscando.

Desgraciadamente, estas se encontraban muy altas y para acceder a ellas tenía que hacer bajar otros tantos puentes levadizos. Dice Lara

-Me lo imagino Srita Croft, debió ser enorme ese obelisco, que interesante que se esta poniendo la historia. Dice el periodista

-Si, a mi me dio algo de emoción estar allí, me gusta investigar. Continuo con la historia, me acuerdo que desde abajo no podía hacer nada, así que entre por la otra puerta, elimine a una momia y active el interruptor que bajo uno de los puentes. Recogí El Ojo de Horus. Salte al agua. Salí y me deje caer por una rampa que encontré al salir, llegando a una sala que tenía muchos pisos hacia arriba. Después de matar a las dos panteras que me esperaban al llegar, recogí un enorme tesoro y escale cuidadosamente hasta llegar a la zona superior.

Mate una momia. Dese aquí podía ver el gran obelisco de Kahmoon. Active el interruptor que había justo a unas enredaderas y me deslice por un hueco que había en el suelo, subiendo por las escaleras por la que había bajado la momia. Pulsando os interruptores, las rampas se transformaban en escaleras y viceversa. De esta manera pude subir hasta la zona superior y saltar a una grieta que había a la izquierda y colarme en un hueco que se encontraba en lo alto de la pared.

De esta forma pude hacerme con el segundo objeto: el Ankh. Saltando al otro lado de la sala de las rampas, accione el mecanismo del tercer puente y subí hasta otra sala de la parte superior del obelisco. Pulse el interruptor que activaba otro puente y encontré, con un poco de suerte, un camino corto para hacerme con los otros dos objetos que me faltaban.

Desde lo alto de la sala del obelisco, desde unas columnas que encontré al lado de las enredaderas, pude saltar, tras recoger algunos tesoros, hasta la parte superior del obelisco y, desde aquí, calculando muy bien mis movimientos, salte a la plataforma del gong que tenía en frente. De esta manera, además de encontrar muchos tesoros, pude entrar a la sala que guardaba el interruptor que baja el puente del último objeto.
En esta sala encontré el último interruptor y un punto secreto, donde había algunos tesoros de oro. Al entrar en la pared de la izquierda pude localizar el último interruptor. Volví al obelisco y recogí os dos objetos que me faltaban: El Escarabajo y el Sello de Anubis.

Con los cuatros objetos en mi poder salte al agua y bucee por el nuevo camino subacuático que se había abierto en el fondo.

Asombrosamente, desde aquí fui a dar a la sala principal de la esfinge, el oasis y la columna en forma de cruz. En el camino tuve que eliminar a dos momias peligrosísimas. Coloque los cuatros objetos en su lugar correspondiente de la columna y, como ya suponía, se abrió de par en par la puerta del fondo. Ya tenía más cerca el tercer Scion… Termina diciendo Lara

El periodista termina de escribir y aplaude a Lara. La arqueóloga se sorprende.

-Es impresionante Srita Croft, esta historia esta fantástica. Realmente va a ser un boom. Estoy ansioso por que continúe la historia. Dice el periodista

-Bien, si usted quiere, pero después debemos almorzar y por supuesto esta invitado. Asi en la tarde seguimos con la historia. Dice Lara.

-Muchísimas gracias Srita Croft, encantada.

Los dos se terminan el desayuno antes de seguir con el ultimo capitulo antes del almuerzo.

Saludos.

#13 armandodan

armandodan

    Miembro Activo

  • Explorador
  • MarcarMarcar
  • 388 mensajes
  • Hombre
  • Venezuela

Publicado el 30 septiembre 2009 - 03:07

Disculpa por interrumpir tu relato, que aunque me he cansado leyendo xD, está muyyy chulo!!! si que tienes imaginación!! a mi me saldrían cayos en las manos de tanto escribir XDD!! sigue asi!! smile3.gif

#14 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 30 septiembre 2009 - 15:35

Me alegra que te haya gustado. Dejo otro capitulo mas

CAPITULO 12: EL SANTUARIO DEL SCION

Los dos habían terminado el te y estaban preparados para continuar la maravillosa historia del Scion y Atlantis. Lara se toma un respiro y se preparaba, como el periodista.

-¿Listo? Continúo con la historia. Dice Lara

-Si, listo Srita Croft. Confirma el periodista.

-Me acuerdo que después de cruzar ese enorme pasillo, recorrí una largas escaleras donde anteriormente aniquile unos enormes monstruos bastantes agresivos. Llegue a un enorme lugar, donde una majestuosa y enorme esfinge, encuadrada en una gigantesca cueva repletas de entras y salientes en la roca, fue el siguiente lugar que visite. En la parte superior de la cabeza de la esfinge encontré dos cerraduras con un símbolo egipcio muy conocido: el Ankh.

Supuse que si ponía en aquel lugar los dos objetos, la puerta de la esfinge se abriría. En dos zonas muy poco accesibles de la cueva encontré dos interruptores: el primero estaba en la pared a la derecha de la esfinge y llegue saltando de columna en columna hasta lo alto de la roca.

En ese lugar, tuve que matar algunos demonios voladores que me pusieron seriamente en aprietos. El segundo estaba justamente en el lado contrario y accedí a el escalando los riscos añadidos de subir hasta estos interruptores, donde había caídas mortales de necesidad, se las añadieron sendos demonios voladores a los que tuve que abatir con mi escopeta.

Entrando por uno de los portones encontré una llave sumergida en el fondo de un pequeño lago. Me deslice por la pendiente saltando al final para agarrarme y utilizar la llave. Al abrir la puerta, un enorme centauro salió a mi paso. Después de acabar con el recogí el primer Ankh y un enorme tesoro, y volví a la gran cueva de la esfinge para entrar en el la segunda puerta, escondida entre los riscos de la parte trasera de la esfinge.

Después de mover el bloque y matar a otro centauro logre agarrar el segundo Ankh. Fui directamente a depositar los dos en su lugar y, efectivamente, la puerta de la gran esfinge se abrió. Pero antes de bajar observe que a mi derecha había aparecido, como de la nada y flotando en el aire, un enorme diamante. Salte al vacio calculando caer justo encima de ella y una plataforma invisible soportó mi caída. Después de coger el tesoro y matar a dos demonios voladores, entre en la esfinge.

-Una plataforma invisible? Dice el periodista

-Exacto, a mí me asombró en su momento. Dice Lara

-Impresionante Srita Croft.

-Sigo con la historia. Caí directamente al agua de un espectacular lago con dos majestuosas esfinges sumergidas. Bucee entre las patas de la estatua de la derecha y encontré una palanca, que por el agua apenas estaba visible y se abrió la puerta que tenia justo al lado. Esto vacio parcialmente el lago, es decir que para mi sorpresa e agua había bajado considerablemente de nivel y dejaba prácticamente al descubierto la mayor parte de las dos estatuas. Después de matar al demonio volador y recoger un tesoro impresionante me deje deslizar por las esfinges y pulse la palanca que antes había visto sumergida peri que no podía accionar.

Ahora sí, se abrió una puerta que aun estaba cubierta por el agua. Entre buceando y cuando Salí tuve que subir una enorme rampa hasta encontrar al final de la cuesta un Escarabajo.

La verja de enfrente se abrió y dos demonios y un centauro intentaron cerrarme el paso. Después de acabar con ellos coloque el Escarabajo en la cerradura de la otea puerta de esta manera llegue a la sala del Scion. Aquí, aunque parezca imposible, volví a encontrar con mi inseparable “amigo” Larson, que, como venía siendo habitual, intento complicarme las cosas, como en Perú.

Después de acabar definitivamente con el recogí el Scion que encontré en el pedestal al final de las escaleras. ¡Por fin tenia los tres Sciones en mi poder! Termina de contar Lara

El periodista se quedó asombrado. Lo miro fijamente a Lara.

-¿Termino la historia? Porque si es así, me quede con más ganas. Dice el periodista

-No, todavía falta. Había conseguido los tres Sciones, pero la cosa se complico y se lo contare después de almorzar, ya que es la parte más emocionante. Dice Lara.

-Bárbaro, menos mal que todavía tiene que continuar la historia. Dice Peter

-No sabe lo que falta todavía, jejejeje. Dice Lara

Los dos van al comedor, donde Winston ya había preparado la mesa y la comida. Todos se sientan a comer gustoso, incluido Winston.

Saludos.

#15 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 03 octubre 2009 - 22:24

CUARTA PARTE DE LA NOTA: LA CIUDAD PERDIDA

CAPITULO 13: LAS MINAS DE NATLA.

Luego de almorzar y de charlar distendidamente, Lara y el periodista se dirigen al living para seguir con la entrevista que llevan desde hace un tiempo haciéndose. Los dos se acomodan en el sillón. El periodista saca su lápiz y cuaderno, y se prepara poniéndose sus anteojos para leer. Lara se cruza de piernas y toma un vaso de agua.

-Bueno, cuando usted quiera Srita Croft. Le dice el periodista.

-Ok, sigamos entonces. Me acuerdo que tras salir de la esfinge, fui atacada por Natla y sus secuaces que siguieron mis pasos. Me quitaron los 3 Sciones y todas mis armas. Afortunadamente conseguí seguir a los ladrones. Así que me encontré en una isla en cuyo interior había una mina abandonada.¡Y yo estaba completamente desarmada!. Grita Lara.

El periodista se sobresalta ante el grito. Lara se calma y prosigue con su historia.

-Me arme… de valor y comencé a explorar la mina. Me colé por detrás de una catarata y encontré un interruptor que me sirvió para acceder a otro que estaba en e lado derecho del lago y de una manera me abrí paso hasta un túnel que transcurría por la parte superior del mismo lago.

Mas adelante vi una cabina colgando del techo. Para activar el interruptor que bajara la cabina necesitaba encontrar tres fusibles. El primero estaba escondido detrás de una puerta de madera, que me costo muchísimo encontrarlo. Me acuerdo que al final de este pasadizo se encontraba el primer fusible. Saltando unas vallas y evitando a varias rocas que intentaron aplastarme, conseguí llegar hasta un túnel que se abría al fondo a la derecha. Justo de la derecha de donde estaba, caía una de las rocas, que dejaba al descubierto otra salida.

El segundo estaba depositado sobre un mecanismo deslizante, que se movió al activar un interruptor que había tras una de las puertas junto a el. El tercero estaba un poco más escondido. Tuve que soltar la cuerda de una barca mediante una palanca que encontré después de dejarme caer por el techo medio roto de una caseta que se encontraba en la misma sala que la cabina colgante. Me subí a la barca, salte al otro lado y moviendo varios bloques active un interruptor.

Se desplazo una vagoneta en otra parte de la mina y de esta manera accedí a la tercera pieza, evitando al tiempo los disparos de uno de los ladrones. Coloque los tres fusibles en su lugar y la cabina cayo. Dentro encontré dos pistolas.

Me subí a la cabina y salte al túnel que vea al frente. A la derecha enganchándome en una saliente de la pared, encontré una sala secreta con algunos tesoros. Volví al mismo sitio donde había encontrado el ultimo fusible y acabe con el ladrón. Tome sus mágnum y vi un interruptor en lo alto de una pared que había a mi izquierda. En el tortuoso camino hacia el, encontré una sala secreta.

Llegar hasta el interruptor que había a la izquierda del precipicio que daba al río de lava resulto una tarea titánica. Me deje caer sobre una saliente y tras dejarme caer, agarrarme a sucesivas grietas, recorrer un pasillo, saltar sobre piedras entre lava… conseguí llegar hasta un pasadizo que me condujo a dicho interruptor.

-Me lo imagino Srita Croft. Dice el periodista

-Bueno, sigo con la historia. ME acuerdo de que llegue a un almacén con cajas de TNT. Utilice una de ellas para llegar a un saliente de la cueva. Una vez arriba, active el interruptor de la parte superior del río de lava para hacer explotar la caja de TNT y abrir el paso.

Llegue a una sala con grandes columnas. Después de acabar con otro ladrón y recoger su Uzi entre en una sala secreta buceando en el agua de la zona izquierda, donde encontré tesoros. Luego subí la cuesta hasta llegar a una zona donde las paredes estaban pulidas.

Empuje un bloque un par de veces, subí hasta una sala con una puerta cerrada y desde esta baje a otra en la que pude arrastrar otro bloque. Al moverlo, tuve la oportunidad de empujar el primero una vez mas y, de esta manera deje a la vista una puerta y una palanca. Active el interruptor. La puerta de la parte superior se abrió y baje unas escaleras hasta otro bloque. Lo empuje y active el interruptor que me abrió la puerta que había encontrado.

Fui a salir a la entrada principal de una majestuosa pirámide. Elimine al ladrón que empezó a dispararme, me quede con su escopeta. Para acceder a la sala que guardaba el sello que abría la puerta de la pirámide, tuve que escalar la fachada de la propia pirámide. No resulto sencillo pues su superficie era muy resbaladiza. Lo hice por el lado izquierdo, me ayude de las zonas planas y desde arriba me deje caer pegada a la pared hasta una sala donde había un interruptor.

Al activarlo me abrió la puerta que guardaba el sello que necesitaba para acceder al interior de la pirámide. Intuía que aun me quedaba un largo camino por recorrer. Y que las cosas iban a ir complicándose más y más… Termina de contar Lara

-Magnifico Srita Croft, cuando quiera proseguimos con la historia.

-Tomo un poco de agua y seguimos. Winston ya fue hacer te y una galletas, asi que siéntase a gusto. Dice Lara

-Ya me siento a gusto Srita Croft. Dice el periodista.

Los dos se rieron.




Responder



  


0 Usuario(s) están leyendo este Tema

0 miembro(s), 0 invitado(s), 0 usuario(s) anónimo(s)