Ir a contenido


Foto
- - - - -

Tomb Raider: La puerta del infierno


7 respuestas a este tema

#1 PipeFontE

PipeFontE

    Usuario Registrado

  • Explorador
  • Marcar
  • 72 mensajes

Publicado el 10 noviembre 2008 - 23:21

Prologo:

Max Payne es un codiciado detective que ha estado en busca de su presente ¿Que extraño, no? pero el es una de aquellas personas que vive en el pasado y su presente se encuentra en el primero. Max entro en contacto con Toru Nishimura para investigar la desaparicion de su prima hermana Dense Conroe; esta, era una famosa arqueloga que toda su vida, ha tenido una extraña admiracion por Xibalba. La ha buscado hasta por debajo de las piedras, pero no habia encontrado mas que polvo. Hasta hoy habian estado buscandola...sin haber obtenido resultados.

Eran las 23:35 y max creia llevar todo en su maleta, sin embargo no se habia percatado de que le faltaba su arma (que en las proximas horas le seria de mucha ayuda). Iba caminando por la plataforma cuando hacen una llamada al avion que el debia abordar pronto; un avion privado C32, el mas rapido en su clase, puede volar a mas de 500 km por segundo y aterrizar en menos de 3 segundos soportando la friccion de las ruedas contra el pavimento sin desgastarse ni quemarse. En 5 minutos Max deberia abordar el avion. Le faltaba algo; comenzo a revisar en todos lados, bolsillos, maleta etc...¡La pistola!, un momento de desesperacion horible....

Lara Croft se estaba de regreso en Ghana, donde se encontrarían sus pertenencias. Volvia luego de un viaje de 5 meses de intentensa busqueda. Buscaba a su madre, Amelia. Erroneamente habia estado buscando en Avalón, donde supuestamente se encontraria, pero no. Aquel viaje no habria sido totalmente inutil, ya que como consuelo descubrió que su madre se encontraria en Xibalba, el infierno maya y que en pocos dias tendria la oportunidad de conocer. Lo que no habia descubierto era que en el futuro, todo se le haria mucho mas complicado de lo que cualquiera podria pensar.

Hay un personaje que no he mencionado y que no mencionare aun...pero el sera muy importante en esta aventura, marcara el inicio de algo nuevo, algo impresionante, algo...algo que sin duda marcara la vida de nuestra protagonista.




#2 PipeFontE

PipeFontE

    Usuario Registrado

  • Explorador
  • Marcar
  • 72 mensajes

Publicado el 10 noviembre 2008 - 23:22

CAPITULO 1

Ghana – 8:00 AM

-Garfio, pistolas, granadas, y… ¿enjuague bucal?-Lara en ese momento hacia un inventario de las cosas que llevaría a su ultima expedición en Ghana, por lo menos de este viaje- ¡Zip! ¿¡Donde están las llaves del auto!? creí haberlas dejado en la maleta-

-¡En la maleta!-

Lara, como es de saber, ha estado buscando a su madre, que desapareció cuando ella solo tenía 9 años; Hace 9 meses, Amanda Evert, una ex-amiga de Lara, supuestamente desaparecida en la expedición paraíso; le informo del lugar donde seria probable que su madre se encontrara…la mítica ciudad de Avalon. Hace 7 meses Lara se estuvo dedicando a buscar algún portal para entrar a aquella ciudad y después de 3 meses de intensa búsqueda, Jessica Lynch contacto a Lara Croft para pedirle la búsqueda de un antiguo templo en Egipto. Lara, al encontrar ese templo, se encontró con que Jessica era la hija de Jacqueline Natla, quien supuestamente había muerto en la gran pirámide. Jessica se había dedicado a jugar con el tiempo para descubrir a el asesino de su madre, sin embargo, se encontró con la noticia de un templo con grandes poderes de transportación, y quiso llegar a Avalon, donde van todos los dioses muertos. Luego una intensa pelea ente Lara y Jessica Lynch fue que Lara consiguió entrar a Avalon, sin embargo su Madre no se encontraba allí, si no que en las antiguas profundidades de Xibalba. Lo que lamentablemente si se encontró en Avalon, fue a sus dos queridas enemigas, Natla y Amanda Evert que otra vez resultaban ser parientes…Tras una larga batalla contra ellas Lara descubrió el magnifico plan de Natla para sacar a todos los mounstros de la mítica ciudad y enviarlos a la tierra para dominar el mundo, cosa que tuvo que detener al instante.
Habían pasado dos meses desde que había vuelto de Avalón, no había encontrado lo que había ido a buscar, al contrario y como ya explica, encontró solo más problemas

-¡No esta ahí!- Contesto Lara al mismo tiempo que probaba su linterna – ¡ la linterna no esta funcionando!
-Eso si que ya no es…-Zip se interrumpió y dio un suspiro – OK, ok, ya voy.
Paso una rata por al lado de el hombre y tenia…¡Las llaves!
-¡Maldita Rata!- El moreno hombre se lanzo a perseguir a aquella rata que tenia las preciadas llaves del auto de Anaya-Te voy a atrapar y…-

Praga 3:00 am

En otro continente, otra historia también singular estaba resurgiendo…Otra vez. Kurtis Trent, quien murió, de nuevo, se logro salvar, de nuevo, esta vez no fue ni por sus fuerzas ni por las de sus padre como anteriormente había ocurrido; si no, fue por Jessica Lynch, quien quiso contratarlo a cambio de su vida, obviamente para asesinar a Croft .

- No se si han pasado horas, días o semanas; lo único que se es que aquella noticia, me devolvió la esperanza para vivir-Kurtis escribía una carta, claramente dirigida a Miss Croft- luego que me dejaste atrapado en atrapado en Surket, presentí la muerte en tus labios con las palabras que me dijiste antes de clavarme el cuchillo: Algún día, podría llegar a amarte, ¿no crees? Sin embargo… -se interrumpió, ya que se escucho el estruendoso sonido de una puerta.
- Continua Kurtis…veo que os gusta vuestro trabajo…-La voz de una mujer se oía a unos cuantos metros del hombre.
- No soy muy apasionado, pero si se trata de aquella mujer por la que he muerto ya dos veces…-otra vez se interrumpió, esta vez fue por la risa, también estruendosa, de aquella mujer.
- Ja ja ja ja…creo, honestamente que si te apasiona- se acerco a el y con sus manos empezó a acariciarle la cabeza- Y…bueno, es normal, siendo la terriblemente odiada Lara Croft con la que pronto estaremos lidiando los dos…

Olvide comentar algo, luego de aquel encuentro en Egipto con Jessica Lynch, esta fue donde los periodistas de las cadenas mas famosas de televisión y contó lo ocurrido, pero a su manera; esto provoco que el mundo entero odiara a Lara Croft. Esto, por desgracia, ninguno de los dos que en este minuto se encontraba en Ghana lo sabia.

- Ahora Mr. Trent, creo que seria bueno que siguieras con tu trabajo…-

Se apagaron todas las luces (no eran muchas ya que solo había encendida una vela al lado de la hoja sobre la cual Kurtis escribía) y al encenderse (la vela por supuesto, y por arte de magia…) aquella mujer había desaparecido; Kurtis no pareció sorprenderse, igual que siempre, y siguió escribiendo la carta…

Japón 4:00 PM

Descendió del avión (sin su arma) con mucho cuidado, dio un suspiro y avanzo lentamente; En sus ojos, se veía la tristeza de la soledad y el dolor de la muerte, sin embargo el resto de su rostro parecía estar feliz…

-¡Que!, ¡me estas tomando el pelo! Déjame tranquilo-Un caballero a metros de distancia hablaba, o mejor dicho, gritaba por el celular- ¡Bastardo! ¡Es eso lo que realmente piensas!…

En cosas de segundo el caballero callo al suelo, soltó el celular de su mano derecha y con la otra se toco la espalda. Vio como desde su espalda empezó a traspasarse la sangre por la camisa que llevaba puesta y Payne, Max Payne lo presenció.

-Señor Payne…su automóvil esta listo- un guardia de seguridad japonés estaba frente suyo guiándolo.

-La primera prueba…-dijo Max casi en un susurro- …estoy apunto de descubrirla.

Max estuvo unos momentos inmóvil, como impresionado por el suceso; cosa que es extraña viniendo de un policía, se supone que algo por el estilo ocurre a diario. Luego de unos cuantos minutos corrió hacia el caballero del celular y vio la bala 9mm, que por la forma en la que estaba incrustada en la espalda de el tipo había sido dispara de una Desert Tagle semi automática con silenciador y mira telescópica. Puede sonar esto un poco falso, o quizás muy falso, pero en estos 4 años, Max Payne, se había vuelto un famoso detective perteneciente al cuerpo policial de Los Ángeles, y conocía a la perfección el tipo de pistola que en este caso se uso.
Esta vez, había sido llamado, esta vez, por Toru Nishimura para investigar la muerte de Dense Conrroe, la prima hermana de Nishimura y también su único familiar vivo. Además, era una famosa arqueóloga que buscaba la entrada al infierno maya, o mejor conocido como Xibalba, siempre había intentado sobrepasar a Lara Croft y cuando se entero, por fuentes confiables, que la chica buscada Xibalba se dedico rigurosamente a seguir sus pasos. Se le adelanto considerablemente, pero luego de un tiempo lamentablemente, para todos, murió en su expedición de forma misteriosa.

- Payne ¡no!- le grito el Guardia al ver que una avioneta volaba sobre sus cabezas

-No ¡No tiene Pulso!, Llamen a una ambulancia de inmediato…-Se interrumpió-¡******! Otra vez no-

#3 PipeFontE

PipeFontE

    Usuario Registrado

  • Explorador
  • Marcar
  • 72 mensajes

Publicado el 10 noviembre 2008 - 23:23

CAPITULO 2

Todo empezó a girar, en la mente de Payne podían observarse millones de personas muertas en las calles de New York, desparramadas en el suelo, pero el estaba de pie, de nuevo…Payne dio un extraño giro en 360° y sintió como el suelo empezaba a desvanecerse rápidamente y caía en otro abismo, otra vez, sin saber como salir.

Ghana 11:32 am

Iban ambos sobrevolando África en un jet privado, vieron por una de las ventanillas al T-Rex del primer día, muerto, tirado en aquel suelo verdoso, al lado de una lagunilla teñida de roja por la sangre.

-Zip, ¿crees que alguien se haya enterado de nuestra travesía?…-Lara Croft preguntaba con un tono depresivo-…dime la verdad

-Honestamente, lo creo posible, ¿No asesinaste a Jessica, cierto?

Los problemas iban aumentando lenta, pero considerablemte. Lara, viajando en un jet, a pocas horas de un destino que seria para ella…no iba a ser divertido; Zip, su destino era letal, lo mas probable es que no fuera con esa sonrisa en su rostro si hubiera sabido lo que le esperaba.
Se escucho un ruido en la turbina derecha y el jet empezó a girar rápidamente. Lara y Zip se abrocharon el cinturón y en un solo instante el avión comenzó a caer en picada. Otra vez andaba algo mal; La aeronave automática no se dirigía hacia Surrey, Inglaterra, si no que iba en dirección a Japón y cuando calló, se encontraban en Nepal, exactamente, en el everest, la cumbre del himalaya.

-¡Zip! ¡Donde estas! – Lara comenzó a gritar, el hombre no aparecía -¡Zip! Por favor responde…No me puedo quedar sola en este lugar…

El hombre, no estaba en ningún lado, y las partes del Jet estaban dispersas, seria muy difícil encontrar un cuerpo en ese lugar. Sola, Lara Croft comenzó a caminar por las grandes colinas nevadas del Everest, buscando rastro de Zip o buscando implementos para hacer el intento de llegar viva abajo. El solo hecho de estar sola sin material de escalada era deprimente, pero lo realmente deprimente era el hecho de saber que había sido boicoteada por alguien, quien obviamente desconocía. A los pocos metros de donde se encontraba, había algo brillante sobre la nieve, era grande y emitía un sonido peculiar. Lara, lo único que llevaba consigo era un reloj de muñeca (En ese momento exacto hubieran sido las 12:45 si hubieran estado en Ghana) y sus preciadas pistolas gemelas. El sonido de este objeto empezaba a aumentar, en volumen y la velocidad.
Como si estuviera programado, al tomarlo, Lara Croft sintió un cosquilleo en su mano, y luego, este cosquilleo empezó a convertirse en un dolor, era una sensación extraña, un dolor suave pero hostil, un dolor ligero y que aumenta lentamente, como buscando el momento exacto en el cual te encuentras vulnerable. Al cabo de dos minutos el sonido ligero se había convertido en el chillido de un pito, o en el sonido ensordecedor de una alarma contra incendios.
A lo lejos, se veía un objeto andante, un objeto con un especial movimiento, llevaba una camisa y se acercaba rápidamente, pero moribundo. En unos cuantos segundos Lara pudo distinguir que se trataba de un hombre, llevaba un teléfono celular en la mano derecha y en la otra, ¡Sangre! Lara corrió en su ayuda, aunque dentro de si sabía que no podía hacer mucho ya que no tenía implementación para ayudarlo. Al acercarse vio como el hombre se empezaba a hacer polvo con la brisa y también vio como, una lagrima caía de sus ojos; a medida que iba cayendo, se convertía iba tomando un color violeta oscuro, y se iba solidificando hasta tomar la forma de una gema. Lara que se había puesto aquel objeto chillón en el bolsillo, corrió hacia la gema cuando de repente y sin aviso se escucho una explosión. A lo lejos una explosión se escucho y la vez un grito. Esto preocupo a Lara quien, al dejar de sonar el objeto de su bolsillo, lo intento retirar de ese lugar, sin embargo, se encontró con polvo…

-¡Esto no es un juego! Quien quiera que seas…-Empezó a gritar al aire – ¡Os habéis ganado un enemigo! Y no será fácil…ja ja, claro que no, estas combatiendo contra ¡Lara Croft DeMornay!

Japón 6:00pm

La cabeza le seguía dando vueltas, inconsciente había sido llevado al hospital de Tawaliko donde los mejores médicos atendían, obviamente, lo financiaba Nishimura, pero no es eso lo importante en este minuto.
Max, estaba en un abismo, en un agujero sin fondo, otra vez…Cada vez que caía en uno de estos, se iban haciendo mas y mas profundos, sin embargo, esta vez el estaba había caído y tocado fondo en solo un par de minutos. Se sentía flotando en el agua, intento sumergirse pero su respiración no duro mucho. Todo se veía borroso, pero las cosas lentamente iban tomando color, pasaban de ser negras totales a ser de los colores reales, el mar azul, la tierra, aunque se veía lejana, café…y otras cosas. “El papel no es consistente y menos en el agua” pensó y de la nada se empezó a desvanecer, a arrugarse como papel mojado.

-Max, la lujuria no es tu fuerte…-Una mujer le decía a lo lejos- …vamos Max, yo estuve contigo, y la acción es tu potencial, no esperes mas y…-se interrumpió- ¡Ah! ¡No! Max…Ayúdame, por favor.

Recordó que todos los inicios de los casos en los que estaba metido habían iniciado con la muerte de una mujer, y dos de ellos con mujeres que amaba. Recordaba muy bien a Mona Sax, la asesina a sueldo que hace 6 años conoció en un bar, y claro no era buena, trabajaba para el mejor postor ¿no?

-Max, Max, ¡ah! Max…-Las voces resonaban en su cabeza-…Sálvame, por favor, ¡no!

Despertó, sus signos vitales no eran los mas fuertes, pero estaba vivo. La soledad y la muerte seguían en sus ojos, ja ja, son buenas compañeras…Sabia que el estar vivo no era bueno, desde hace años que buscaba la muerte. Pensó, que siendo policía la iba a encontrar, pero paso todo al revés. La muerte no fue su enemiga, sino su compañera, lo siguió a todos lados donde iba, desatando la garra oculta que tiene…

Praga 6:00 am

Las calles de la hermosa ciudad se encontraban vacías, se podía ver a lo lejos a algún borracho matando una mosca o pidiéndole limosna a algún cartel de publicidad.

-Sangre…-una voz resonaba en las paredes de un callejón- sangre es lo que buscas ¿no? Te conozco, ja ja, y se que es lo que buscas. Intentaste ya robar la escalibur; habéis llegado ya al inframundo, y dos veces; eres un sobreviviente Kurtis, ¡lo eres!

Kurtis Trent no se sentía de esa forma, un sobreviviente muerto pensó en el instante.

-He jugado con el tiempo, ¡he burlado al destino! ¡Por que aun sigo vivo!, Si realmente me conoces ¡dímelo!

Era cierto, la primera vez que murió, fue al inframundo. Allá, encontró el Artefacto Oceánico capaz de retroceder el tiempo. Luego, cambio su propio destino entregando su alma al mismo diablo, sin embargo, no cumplió su promesa, y el Diablo tampoco, así que le jugo una mala pasada y lo mando a donde los hombres no hablan… ¿Un sobreviviente? En este minuto se encontraba en un callejón hablando con…con nadie, ¿es eso lo la humanidad llama supervivencia?

-Lovules donde os encontráis…-Comenzó a hablar consigo mismo, o mejor dicho telepatía- Tomare el próximo avión a Japón, iré a buscar el inframundo…

Lovules, era la asistente de Jessica. Esta última la había encontrado en Avalon hace 198 años, claro que en ese entonces Jessica era una mítica reina del extraño mundo. Lovules, sabía más que cualquiera sobre la utilización de artefactos para encontrar mundos perdidos, y esta vez estaba encargada de Kurtis Trent.

-Para aquello necesitas las gemas ¿no?-La mujer comenzó a escucharse en su cabeza-Yo os puedo llevar hasta una de ellas…pero cálmate Kurtis, tenemos tiempo

-Ja ja…Tenemos tiempo, para información tuya, pero NO es mucho, en 5 días los planetas estarán alineados y…-se interrumpió

-Lo se…la entrada a Xibalba, el inframundo maya, será abierta.

-Si…- comenzó de nuevo Kurtis- y es nuestra UNICA oportunidad…

Japón era el destino de Max Payne y Kurtis Trent, por alguna razón sus vidas se cruzarían y eso provocaría…destrucción y muerte. Lo que nadie sabía, era que el próximo destino de Lara Croft era Japón, al igual que el de los otros. Tres historias distintas, que sin embargo en algún momento se cruzarían…y eso solo provocara mas Descartes en nuestro pacifico mundo.


#4 PipeFontE

PipeFontE

    Usuario Registrado

  • Explorador
  • Marcar
  • 72 mensajes

Publicado el 10 noviembre 2008 - 23:23

CAPITULO 3

Cumbre Everest 13:02

-Donde voy, que hago…-se puso a pensar en voz alta-ya pase por esto una vez, no quiero que me vuelva a pasar…

Llevaba una gema púrpura en el bolsillo, pensó tirarla por la rabia, pero se contuvo y la guardo, no sabia para que le sirviera luego…La vida le estaba jugando una mala pasada, no sabia donde estaba Zip…Tenia que caminar mínimo 10 días sin implementación para conseguir llegar a algún lugar donde obtendría señales de vida “civilizada”. Solo un milagro podría salvarla.

-¡Mama! Si ahí estas por favor… ¡ayúdame!-grito casi en un sollozo- No quiero que esto me vuelva a suceder… ¡no!

-Lara…mi amor…-escucho una voz en su cabeza-Nada te a pasar, yo estoy contigo y siempre lo estaré

-¿Mama? Donde estas…

-Contigo…

-¡Mama! ¿Estas viva?-Lara empezó a llorar, como nunca, lagrimas cayeron de sus ojos, se mostró débil…

Corrió una fuerte ráfaga de viento que pareció llevarse el alma de Lara, intentaba escuchar a su madre, pero no oía nada…Estaba vulnerable, se había vuelto, por un momento, una frágil delicada niña. Vio otra vez como su madre se iba con aquel destello que hace unos años había vuelto a ver, vio el zócalo, la espada, vio Avalon. ¿Donde estaba?, ¿donde tenia que buscar?, ¿como se iba?, el tiempo…Sabia que solo en cinco días los planetas se alinearan y portales hacia lugares inimaginables serán abiertos; pero solo por un momento, el tiempo justo para que mounstros horribles salgan a destruir la tierra. No tengo tiempo…Debo salir de aquí. Sabia que salir de una montaña nevada no seria fácil, sin embargo, se mostraba optimista, ese momento de vulnerabilidad se esfumo en un instante y volvió a ser la Lara de siempre.

-Juegue…-comenzó a reír-El tiempo no es un lujo con el que en este minuto cuento. ¡Ah!

Cayo rápidamente por una grieta, la nieve la había tapado por completa y Lara no estaba concentrada en donde pisar. Para su suerte cayo en una especie de cueva que ya había sido descubierto por otros, lo que encontró ahí fue algo impresionante, el milagro que separaba.

-¡Hola! ¿Hay alguien aquí…?- grito- Que este vivo por supuesto

Vio como los cuerpos estaban sentados en una de las murallas de nieve, muertos a causa de la hipotermia, producida obviamente por el frió. Como era de esperarse, nadie respondió, Lara se dedico por unos veinte minutos a buscar la llave del trineo, las encontró en los bolsillo de uno de los tipos muertos. Con mucho cuidado las saco de ahí y se las guardo. Buscando algún tipo de implemento resbalo y quedo inconsciente por unos minutos…o, bueno según ella.
Al despertar se encontró con una carta en la mano que decía lo siguiente:

“¿Recuerdas nuestro ultimo encuentro? No se si han pasado horas, días o semanas; lo único que se es que aquella noticia, me devolvió la esperanza para vivir; antes de que me dejaras atrapado en atrapado en lo mas bajo del infierno presentí la muerte en tus labios, solo con las palabras que me dijiste antes de clavarme el cuchillo: Algún día, podría llegar a amarte, ¿no crees? Sin embargo, pensé que habías muerto, y el escuchar tu nombre en la televisión, me devolvió las fuerzas y Salí, otra vez ileso del infierno. Necesito verte, tengo pistas para saber donde se encuentra tu madre. Juntémonos en Japón, a las 24:30 te estaré esperando en el aeropuerto.”

En la otra mano sostenía una PDA y unos pasajes registrados en esta. “Kurtis…tan atento como siempre”. Se subió al trineo y comenzó a deslizarse por los altos y los bajos de las colinas del Everest.

Japón 8:00 PM

La noche se hacia ver en Japón, estaba lloviendo y las luces de aquellos enormes carteles eran notables. Max caminaba entre la multitud de gente, tenia una pierna herida a causa de una caída que sufrió al bajar las escaleras del hospital. Veía y veía pasar a la gente, era claramente común que aquellas calles por las cual Max caminaba en este minuto, eran transitadas habitualmente por millones de asiáticos y turistas. A su derecha, en un restaurante se veía una pareja discutiendo en alemán, a su izquierda, una gran avenida por donde autos de todos tamaños y formas rugían y avanzaban a gran velocidad. Se quedo parado un momento, estaba paralizado, lo que vio definitivamente no fue algo agradable. Se escucharon dos disparos y toda la multitud se abrió y empezó a correr en todas direcciones. El que había emitido los disparos tenia la mitad de la cara sangrando y la otra mitad deformada. ¡No aquí, no ahora! Max, sabía que lo venían siguiendo desde Los Ángeles y que querían su muerte.
Explico, Una empresa asociada con Natla’s Technologies que ha estado en quiebra gracias a que delataron y demandaron a la empresa por la fabricación de productos corruptos ilegales. Max Payne, que había sido contratado por el ingles Lian Varsich, se dedico a buscar el extraño procedimiento con el cual preparaban productos de comida y perfumes. Los perfumes tenían… ¡Nombres de PERSONAS! Esto era una de las pocas cosas que consiguieron impresionar al policía, y que, desgraciadamente, descubrió el por que. El punto, es que Natla contrato un grupo de matones para seguir y asesinar a Max Payne. El policía se había librado ya de ellos, creyeron que había muerto, en el momento en el cual el hombre del celular había caído. Claro que luego, cuando Max salio del hospital, se percataron que el hombre no estaba muerto.

-Juegue…-Reía el extraño hombre-…Por fin os encuentro, Max Payne, lamento decirte…que la jefa quiere verte…jeje, MUERTO
La ya deformada cara del hombre se deformo aun mas, y la sangre formaba un charco en el piso…Era extraño y emocionante a la vez; El problema, era que Max debería estar en el hospital y tenia problemas psicológicos y físicos que lo afectaban para tomar una decisión cuerda. Se quedo ahí parado, expectante, no sabia si correr, si quedarse ahí y esperar que lo mataran o simplemente hacer algo.
Tomo, lamentablemente, la tercera opción.

-Tu, ¿matarme a mi?-Comenzó a reír-Que disparate, he sobrevivido a cosas mas…-se detuvo por unos segundos y consiguió esbozar apenas una sonrisa- no tengo por que decírtelo…creo que es tonto, es…es un suicidio lo que haces.

-Ja ja…aun eres un novato Max

-¡Maldito imb… -Comenzó a correr hacia el…aunque estaba herido saco fuerzas, las suficientes, o como el pensaba, para derrotarlo-…ecil!

-Detente-Se escucho decir a una mujer casi en un susurro-No vas a conseguir nada Max

La mujer era de aspecto frágil y sin embargo de personalidad dura y fría. En su mano llevaba una pistola calibre 21 semi automática y con disparador silencioso, en su pierna sobresalía una figura que claramente era la de un puñal. La mujer era hermosa, y fue por eso que Max la reconoció en seguida. Esos ojos azules, aquella larga cabellera dorada, esos venenosos pero a la vez hermosos labios, sin duda era ella.
Hace dos años Max la había conocido…ja… Y otra vez nos ponemos a jugar con el tiempo. Liza; Ese era su nombre. En aquel tiempo era conocida como “The Ghost Assasin”, pero hoy es conocida solo como Liza. La conoció en uno de esos tantos casos populares que solo se ven en las películas de ciencia ficción. El cielo era gris y las hojas de los árboles podían apreciarse en los campos de la zona rural de Surgí, Inglaterra. Ahí estaba ella, la chica llamada Ghost Assasin. Max podía verla solo desde lejos, sus ojos sacaban chispas y tenia desenfundada su arma. Jeje…Al fin te puedo ver. Hacia ya dos años que ella estaba involucrada indirectamente con todos sus casos, ¿Una maldición?, eso era lo que al principio pensó, pero a medida que fue pasando el tiempo, se fue olvidando de su primera impresión y termino gustándole. Sin embargo estaba todo planeado por esa extraña y solitaria mujer, o por quien la había contratado.

-Dios mío; Max, habéis crecido mucho…-

-Liza-Dijo atragantándose con su propia saliva-no sabia que estuvieses aquí-

-Si yo no estuviera, no tendrías quien te cuidara-

El espectáculo se iba volviendo cada vez mas interesante, un hombre lobo armado, una serpiente mortal y un hombre…solo un hombre

En otro lugar de Japón se encontraba Kurtis, que por cierto, estaba al tanto de todo lo que estaba ocurriendo con Max y con Lara; caminaba por las calles de Japón, esperando el momento indicado para mostrarse al mundo.

#5 PipeFontE

PipeFontE

    Usuario Registrado

  • Explorador
  • Marcar
  • 72 mensajes

Publicado el 10 noviembre 2008 - 23:24

CAPITULO 4

Japón: A unas horas del día de entrada

-¡Soltadme!- se puso a gritar Kurtis – Soy yo, Kurtis Trent… ¿No me reconoces?

Claramente Lara no lo reconocía habían pasado ya mas de 10 meses desde que no se veían y Kurtis había tenido que cambiar de cuerpo en reiteradas ocasiones para seguir con vida.

-Imposible…te prohibí cambiar de cuerpo, tu no puedes…-se interrumpió y se puso a pensar-

-Ja ja…Lara, ambos sabemos que yo nunca pierdo-

-Dame una prueba de que eres tú…-

Ambos se encontraban frente a la puerta de un bar llamado “pe Xibalba
” Que conveniente…se encontraba justo sobre “La puerta del Infierno” que literalmente era lo que habían estado buscando.

“la poarta de dracu” 6:00 AM

Antes de lo que anteriormente aparece a Lara le ocurrió una serie de sucesos que no he contado aun.
Al llegar Lara a las afueras de Japón se encontró en pequeño pueblo rumano llamado “la poarta de dracu '” En español: “La puerta del infierno”. Lara camino un par de horas buscando donde hallar ayuda, sin embargo, el pueblo se encontraba desierto. Por más que caminaba lo único que hallo fue un pequeño bar llamado “pe Xibalba” Al que no quiso entrar por falta de tiempo. Tomo la carta que llevaba en su bolsillo y leyó un fragmento:

“Al llegar a Japón te encontraras con un pequeño pueblo, tan pequeño, tan solo, deberás pasar sin detenerte hasta encontrarme”

No recuerdo que esto estuviera escrito. Siguió caminando, buscando la figura del hombre que en algún momento asesino, y que en este minuto necesitaba, sin fijarse en todas las pistas que claramente le ayudarían a completar su búsqueda. Muerte…Donde os encontráis…por que nunca apareces cuando te necesito. Jaja…Si hubieras aparecido en aquel momento quizás ahora no sabría que hacer. Lara se ahogaba en sus pensamientos, su cabeza seguía dando vueltas, no quería seguir, la fatiga la consumía, necesitaba descansar.

Cerca de donde se encontraba Lara, Max Payne se estaba de un grupo de hombres que lo perseguían. Los hombres que perseguían a Max, se hacían llamar Lobos, Cazadores de Corderos, Pastores de la muerte y otras cosas de aquel estilo. Son una secta anti religiosa, anti científica, anti…humana. Aquellos seres son parte de un experimento llamado “Destino” Donde a un grupo de seres vivos se les incubo en un tubo llamado el tubo de la nueva época, donde fueron modificados genéticamente para luego ser utilizados para misiones de alto riesgo de la policía. Cuando faltaban apenas días para que los seres de la nueva era nacieran, el proyecto fue abandonado por falta de recursos económicos y se dejo a aquellos individuos solos en el laboratorio ubicado al sur de chile, específicamente en Chaiten, un pueblo que ahora no existe debido a la erupción de un volcán, el desbordamiento de un rio, entre otras cosas. El punto, es que los individuos SI nacieron y se repartieron por todo el planeta hasta que cumplieron 31 años. Cuando todos cumplieron esa edad, tomaron el trabajo del karma, asesinando a todo aquel que asesinara, torturando a todos los que torturaban, robando a los que robaban. Utilizaron su magnifico poder para hacer justicia en el mundo entero. Sin embargo, ocurrió un problema y veinte de los cincuenta y tres hombres pertenecientes al proyecto “Destino” Tomaron su propio camino y se hicieron llamar los Lobos. Los “Lobos” comenzaron a utilizar su poder para ganar dinero convirtiéndose en asesinos a sueldo y caza recompensas.

-No creo que esto sea lo mejor Liza…-Payne empezó a decir-…fuiste Ghost Assasin mucho tiempo, pero eso ya paso

-Max, calla y corre…tengo una idea-

Habían corrido kilómetros, claro luego de que la motocicleta que robaron se incendio en la carretera y tuvieron que dejarla para escapar de los lobos, que a medida que iban avanzando en el trayecto se iban multiplicando.

-¿La segunda prueba Max?-Liza estaba muy interesada en que Max aprobara las pruebas, era su única oportunidad de hacer lo que…bueno estaba destinada a hacer-

-No lo creo…-

Hay algo que se llama las diez pruebas de la muerte. Las diez pruebas de la muerte son las pruebas que se deben pasar cuando se ha sido salvado más de diez veces de la muerte, en cualquier ocasión. Si estas pruebas no son aprobadas no tienes mas oportunidades de vida, sin embargo si las apruebas, pasas a ser parte del destino y tienes dones ilimitados. Max ya había pasado la primera prueba al esquivar el balazo cuando salió del avión, sin embargo eso no se compara a las otras nueve pruebas.

-Max, no importa si es o no, no podemos morir ahora-

-¡Liza, muérete!-Una bala iba directamente hacia la perfecta mujer y Max no tuvo tiempo de empujarla así que…la bala si le llego-

Centro de Japón

Se vio a un hombre completamente encapuchado entrando al edificio abandonado a las afueras del centro de Japón. El edificio tenia un letrero que decía: CICO (Centro Internacional de Clonación Orgánica) Nunca se supo por que aquel centro luego de ser famoso a nivel mundial entro en quiebra, se rumorea que hubo un fallo en una de las clonaciones y se engendro un ser abismal que se escondió ante el mundo pero que causo estragos en la metafísica, otros dicen que el laboratorio entro en crisis de dinero por los altos gastos de energía y que termino siendo sede de un prostíbulo, pero nunca se supo una información oficial, siempre estuvo todo controlado por la mano negra del destino.

-¿Lovules, estas ahí?-El hombre dejo su rostro al descubierto-Soy yo Kurtis…otra vez.

Kurtis no tenia nada de lo que antiguamente era conocido, utilizaba un mostacho y era calvo, sus facciones eran gruesas y toscas, era de tez negra y de ojos verdes, completamente distintos al Kurtis que conocimos la ultima vez que había tomado lo que quedo de su cuerpo mientras estaba muerto y lo convierto en algo mucho mejor.

-Oh querido, ya llegaste-La extraña “Mujer” se acercaba de la oscuridad-Te espere demasiado…

Ahí esta, el proyecto fallido del CICO, Lovules por fin se muestra a la luz, y se noto las deformaciones de su cuerpo. Era, partiendo de piel morada, ojos grandes y rojos, nariz puntiaguda, su cabello eran extensiones de piel en forma de cachos que caían hacia atrás a nivel de sus hombros y si cuerpo…su cuerpo era el de una mujer alta y delgada, con harta cintura, gran tamaño de busto y de trasero, el prototipo de mujer que cualquier hombre quisiera tener su casa.

-¿Tienes lo que te pedí?-La voz de la mujer sonaba suave y resonaba en el pasillo por el que caminaba Kurtis-O no…-

-Claro que si, sin embargo…-se interrumpió y se detuvo-aun falta tiempo…tengo los diamantes, pero no tengo la llave que puede abrir el portal…la tiene Croft

-¡Que!-La voz de la mujer paso a ser grave y áspera-¡Como es que no habéis conseguido la llave, sin eso no podremos entrar!

-Lo se pero es que…-

-Pero es que nada querido-otra vez la voz de la mujer fue suave, semejante al canto de una sirena-si tu no la consigues antes de mediodía…

-Hay un problema…-se interrumpió otra vez y dio un suspiro, en su cara se notaba la tristeza, la soledad y le miedo de la muerte-la llave es ella-

-Abre el portal, yo llegare allá cuando el portal este abierto, no antes, no después…si no, no seguirás teniendo mi ayuda y…bueno, ya sabes lo que os pasara. Haz lo que sea necesario para abrir el portal-

Japón: A unas horas del día de entrada

-¡Tranquila! Vengo a ayudarte- la voz de Kurtis estaba vacía, hueca y triste-

-¿A si? Ya me traicionaste una vez, que me asegura que no lo harás otra vez-La voz de Lara Croft era dura, áspera y firme, se veía la ira en su cara, le tiritaba el mentón de la rabia que sentía y su cuerpo estaba ya acostumbrado al frió de el lugar-

-Eres increíble Lara…te propongo un trato, si el portal no se abre moriré y tu no encontraras a tu madre, sin embargo si se abre corremos el riesgo de que las criaturas abismales que se encuentran encerradas en Xibalba se escapen…dos opciones, lo abres y todos somos felices, o pierdes la unica oportunidad que tienes de devolver a la vida a tu madre, tu decides.

#6 PipeFontE

PipeFontE

    Usuario Registrado

  • Explorador
  • Marcar
  • 72 mensajes

Publicado el 10 noviembre 2008 - 23:25

CAPITULO 5

La situación se volvía cada vez mas tensa, más impredecible. La decisión que en este minuto Lara Croft debía tomar, era decisiva para su futuro. Si lo abro, es cierto, todos seriamos felices, pero corremos el riesgo de lanzar un mal que podría incluso extinguir el planeta, pero si no, nunca tendré la seguridad de que mi madre vivía y…me abre rendido. Como nunca Lara tenía miedo. No soy una chica que se rinda fácilmente, sin embargo tampoco soy terrorista. Madre…dime que hacer, ¡ayúdame! Recordó aquellos tiempos en que dibujaban juntas, hablaban sobre lo real que era la mitología y jugaban al escondite en la Mansión; Siempre tienes herramientas Lara, se decía a si misma, pero ella misma sabia que no las habían.

-OK…-comenzó a decir después de un suspiro-…No he llegado hasta aquí solo para ver como mueres, pero tampoco para ver como el mundo es destruido, esta es una decisión que no puedo tomar en este minuto.

-¿Quieres decirme si entraremos? Esta es nuestra UNICA oportunidad-

Lara estaba cada vez mas nerviosa, no sabia que hacer, si entrar o no, Lara quería jugar con el destino, salvar a su madre de la muerte, pero jugar con el destino siempre trae consecuencias. Que hago…madre ¡necesito vuestra ayuda!

-Lara, hija-sonó la voz de nuevo en su cabeza- debes hacer lo correcto. Pero lo correcto no es siempre lo mejor; Haz lo que tu corazón dice-

Cerca de ahí, Max Payne andaba en busca de la llave que abriría la puerta al inframundo. Lo que el no sabia es que la tercera prueba se acercaba y con esto...lo único que puedo decir es que algo desagradable estaba por ocurrir.
Max conocía que “las diez pruebas de la muerte” eran insuperables, siempre la primera prueba engañaba al hombre, la segunda lo aferraba de confianza para así la tercera ser fatal, le daba a quien tuviera la maldición una muerte segura y horrible. Cual es la llave se decía una y otra vez, ¡Donde esta! Lo único que quería era encontrarla y entrar al inframundo para buscar su libertad y así salvarse de la muerte. La muerte camina a paso lento, te da confianza, te sube a una montaña y luego te lanza al vació, mientras mas arriba estés, mas dura será la caída. Max recordaba las palabras que un viejo sabio le había dicho en uno de sus casos. El anciano tenía como nombre Max, al igual que nuestro detective, había sido arqueólogo igual que Lara Croft, y había regresado del infierno varias veces igual que Kurtis. Entre los del pueblo se comentaba que el viejo tenia un pacto con el diablo para no morir y que su trato consistía en darle el derecho a lanzar una maldición contra todo el pueblo, ¿Cuál era el nombre del pueblo? “la poarta de dracu”

-Tranquilo…-escucho un susurro-soy yo-

-¡Quien eres!-grito max-¡No te conozco!

-Si…-su voz era fina y dulce-me has visto, estoy todo el tiempo cerca de ti, vigilándote-

Max saco el arma que guardaba en el bolsillo y empezó a apuntar en todas las direcciones. Nada, nadie.

-Donde estas-dijo Max entre dientes-No te escondas cobarde

-Estoy aquí, ¿No me ves?

La voz era tierna y dulce, la voz de un bebe, el canto de una sirena. Max ya no sabía para donde apuntar, ni como hacerlo, sus manos temblaban, había entrado a una casa antigua, completamente oscura y la voz estaba envuelta en aquellas tinieblas.

-¡Muéstrate!-Max estaba cansado, consumido por el cansancio, había estado toda la noche preparándose para este día, buscando la información que necesitaría, buscando contactos para hacer el viaje mas corto, sin embargo se olvido por completo de buscarse a si mismo-No tengo intención de hacerte daño

-Jaja, no te descuides, no cometas los mismos errores que ya cometiste, ya han muerto tres mujeres por tu culpa y tu no has podido hacer nada-

-¡Cállate, Arpía!-Max estaba desesperado, había amado a tres mujeres y las tres habían sido condenadas eternamente-Perra. Muéstrate usurpadora

-Cariño, leo tus pensamientos y los insultos no te van a servir de nada en este minuto-dijo con aquel canto de sirena-Me mostrare cuando llegue el momento, todo a su tiempo corazón-

Max bajó el arma, estaba cansado, fatigado, aburrido, ya no quería más. Ya había perdido el contar de los días, la percepción del tiempo, no tenia idea si habían pasado días, meses o años desde que empezó su pesadilla, desde ese entonces que no come algo decente, que no duerme mas de dos horas y que no siente esa sensación maravillosa de la felicidad, la muerte solo trae…mas muerte.
Las diez pruebas, ¿donde están? Vengan a buscarme, no quiero más. Se arrodillo y lagrimas brotaron de sus ojos entristecidos por la muerte, cansados por la soledad y aburridos de la desesperación.

-Bajaste la guardia-la voz dulce se torno gruesa-¡Imbecil!-Se escucharon pasos dirigidos hacia el, cada vez mas rápidos, el sonido de una espada contra el suelo se acercaba, se iban encendiendo luces de un enorme pasillo Las dimensiones aquí no cuentan ¿cierto? Pensó max.- ¡Cuac, error!

-OH no-dijo max, pero no se movió, se quedo ahí, desolado, esperando la muerte, en silencio, llorando.

“la poarta de dracu”-Japón: A una hora de la muerte

Estoy confundida, no se que hacer, tomar una decisión en estas condiciones seria tener sexo borracha. –¡Madre! Donde estáis…

-Cerca Lara-La voz se oía en su cabeza-Más cerca de lo que te imaginas…confía en tu corazón, no pienses, siente la respuesta-
Lara recordó cuando era niña. Se vio a si misma saltando en la cama de sus padre sabiendo que podría ser causal del castigo, pero ella había tomado la decisión de pasarlo bien y luego soportar el castigo. Quiso volver a esa época donde las decisiones que tomabas se convertían luego en algo ligero, pero no era el tomar las riendas de la humanidad.
El poder de la humanidad lo tenía Lara Croft, sabia que el destino de muchas personas estaba dependiendo de ella, era su felicidad contra la muerte.

-Lara…¿habéis tomado una decisión ya?-

-Si…muévete-la voz de Lara se había vuelto dura, en su mente había ira, en sus labios terror-Dame las gemas-

-Vamos por parte amiga, ¿lo has decidido ya?-Kurtis estaba desesperado era su vida, contra la muerte y la humanidad-

-Solo yo entrare-La voz era cada vez mas dura, mas fría-No confió en ti, y no hay nada que me haga cambiar de opinión.

Lara avanzo unos metros y se detuvo, dio un suspiro, y siguió. Entro a “pe Xibalba”
Cadáveres estaban tirados por todas partes, alguien había entrado antes, Lara no estaba segura de quien había sido, pero sabia que era peligroso. El bar era de tres pisos y cada uno con aproximadamente diez puertas, Alguna de ellas ha de ser ¿No?, No quería empezar a buscar puerta por puerta, eso era imposible y le llevaría demasiado tiempo. Una intuición le mostraba a Lara cual era la puerta. Era desesperante, no saber por donde ir, no tener un apoyo; Pero no podía confiar en el, ya la había traicionado y no había nada que le asegurase que no lo volvería a hacer.
Las luces del amanecer entraban por las grandes ventanas del Bar, los sonidos de los pájaros cantar se oía a lo lejos. Por que…Por que a mi.
Fuera del bar, Kurtis estaba esperando a Lovules, que se estaba demorando más de lo previsto y este solo quería que Lara siguiese su intuición, que por métodos psíquicos, Kurtis había conseguido modificar. El frió se hacia presente, cada vez con mas fuerza, el viento soplaba desesperado y las luces del amanecer alumbraban la penumbra del valle.
Una explosión nublo la visión del hombre… ¡El bar!

-Donde estoy…-

-Muerta…-


#7 PipeFontE

PipeFontE

    Usuario Registrado

  • Explorador
  • Marcar
  • 72 mensajes

Publicado el 10 noviembre 2008 - 23:30

CAPITULO 6

-Tranquila, no es esto lo que buscabas-La voz de la mujer sonaba suave, clara como el mas fino cristal-¿De donde vienes?

Lara no poda abrir los ojos, sentía heridas en todo el cuerpo. ¿Dónde estoy? Pensó.

-Esa es la pregunta habitual…sin embargo en tu caso vendría mejor, ¿Cuándo estoy?-

-Qu…e-Lara estaba completamente atónita, esa mujer leía sus pensamientos y además le decía que preguntara cuando estoy-Quien eres, que hago aquí, como llegue, por que me duele todo el cuerpo-

-Por avaricia hija-

-…Ma…ma-Cada vez las cosas iban mejorando o empeorando dependiendo del punto de vista desde el cual se mire-

-Estas exactamente donde quieres estar, cuando quieres estar y como quieres estar-

La explosión la había llevado aproximada mente unos 25 años atrás, cuando Lara tenía nueve años, en Nepal, llena de heridas. Se sentía mareada, la cabeza la estaba matando…deseaba morir, al igual que hace cinco minutos, deseaba volver al pasado.
Lara no volvió a escuchar esa voz y pudo abrir los ojos. Se vio con las partes de la excalibur en la mochila. En Nepal, específicamente frente a un zócalo. Ahora entiendo un poco mas, mis deseos se cumplieron…creo. Lara dejo la mochila en el suelo y saco una por una las partes de la espada, por ultimo, la llave de Ghalali, que obviamente la utilizo para rearmar la preciosa espada. No, no haré lo que esta previsto que haga. Se decía una y otra vez, pero del destino no se puede escapar y termino haciendo todo lo que el destino la obligaba a hacer.
Puso la espada en el zócalo y luego activo las piedras. Cuando iba a darle el toque el final, apareció.

-Dámela…-La oscuridad no permitía ver al hablante, pero por la voz era un hombre-Tu no estas preparada y no estarás preparada nunca para lo que buscas encontrar-

-¿Quién eres tú para venir a darme consejos?-

-Cariño, aun te necesitan acá, yo ya cumplí mi misión en este lugar-Es escucho cargar la pistola-

-¡Cuidado!- Un hombre moreno se cruzo en el trayecto de la bala. Saco su pistola y disparo-

-¿Zip?... ¿Alister?...Que hacen aquí-Lara estaba cada vez más desconcertada-

-No eres la única en busca del inframundo...-Alister estaba decidido a matar a la arqueóloga, pero nadie sabia con certeza que pasaría en el futuro…del pasado o en el presente del futuro. Algo por el estilo

-Alister…no necesitas esa pistola, debes calmarte…-se interrumpió-

-…Calmarme, todos dicen lo mismo. ¡Ya me canse! Vengo a buscar la espada, y no iré de aquí sin haberla conseguido-

-Vivo…-susurro Zip y la poca luz que había proveniente de la puerta se acabo, y dejo a oscuras el lugar…se escucharon disparos.

Lara se sintió mojada, comenzó a ahogarse seguía todo negro. Poco a poco comenzó a ver figuras, luego colores, pero sin distinguir nada.

-¡Lara! Abre los ojos…! Lara!

La voz provenía desde lejos y se escuchaba mal. Lara abrió los ojos y comprendió que estaba en el fondo del mar. Empezó a subir hasta llegar a la superficie, donde vio a Kurtis al lado de ella y al horizonte…que finalizaba unos metros mas allá. Nada

-Hemos llegado-

-¡Oh dios mió! Esta es…-callo y no pudo seguir-

-Una...cascada hacia la nada…-Kurtis estaba feliz, sus ojos habían perdido la rabia y la tristeza de los años que estuvo atrapado-…La única forma de llegar al infierno… ¿Nos vamos?

#8 PipeFontE

PipeFontE

    Usuario Registrado

  • Explorador
  • Marcar
  • 72 mensajes

Publicado el 10 noviembre 2008 - 23:32

Fin



Responder



  


0 Usuario(s) están leyendo este Tema

0 miembro(s), 0 invitado(s), 0 usuario(s) anónimo(s)