Ir a contenido


Foto
- - - - -

Que opinan sobre los libros del universo expadindo de star Wars


16 respuestas a este tema

#16 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 09 febrero 2010 - 04:18

Voy a empezar hablar de la biografia de distintos personajes que aparecen en comics, series de television y libros del Universo Expandido de Star Wars. Empezamos con una Jedi Oscuro:


Biografía de Asajj Ventress

NOMBRE: Asajj Ventress
AFILIACION: Confederación de Sistemas Independientes
SEXO: Femenino
RAZA: Rattatak

BIOGRAFIA:


Uno de los oponentes más mortíferos y trágicos que emergieron de las batallas de las Clone Wars fue Asajj Ventress, una discípula del lado oscuro y enemiga de los Jedi. Una vida de dificultades y crueldades ha purgado cualquier mínimo rasgo de compasión en su frío corazón, y obligándola a desarrollar un feroz instinto de la supervivencia que le permitieron salvarse de los peligros sin fin que tuvo que enfrentar en su sangriento mundo, forjando su irremediable paso al lado oscuro.


No obstante mucho de su pasado sigue siendo un misterio. Ventress proviene de Rattatak, un mundo barbárico donde matanzas violentas ocurren a diario. Este primitivo planeta se encuentra lejos de las fronteras de la República Galáctica, y es gobernado por brutales señores de la guerra quienes pregonan constantemente la lucha por la dominación. Un señor de la guerra llamado Osika Kirske asesinó brutalmente a los padres de Asajj cuando apenas era una niña. Por motivos que se desconocen un joven Jedi de nombre Ky Narec llegó a este mundo abandonado. Expulsado del Consejo Jedi, Narec descubrió el potencial de Asajj y resolvió entrenar a esta huérfana en las artes jedi.


Ambos pronto se convirtieron en héroes, vencieron incluso a muchos señores de la guerra, finalizaron conflictos, y unificaron ejércitos hasta que Kirske se unió a los señores de la guerra restantes para conspirar contra la pareja jedi y obtener su venganza. Ellos lograron asesinar al maestro Narec antes de que éste pudiera terminar el entrenamiento de Asajj.


Esto provocó que ella tuviera las habilidades de los Jedi combinados con su brutal naturaleza, perdiendo el enfoque de su talento de la Fuerza. Asajj nunca lograría controlar sus instintos agresivos, y cuando su maestro murió, ella desarrolló un odio por la República sin igual, por considerar que habían abandonado a su mentor, y por ignorar las atrocidades de Rattatak.


La furia de Asajj aumentó su poder, y esto le permitió ganar respeto en el mundo sin ley de Rattatak. Con el tiempo ella logró vencer y capturar a la mayoría de los señores de la guerra, incluyendo a Osika Kirske, a quien luego eventualmente asesinaría. Ella pudo vencer a cualquiera de sus monstruosos combatientes de los juegos de gladiadores que regularmente se celebraban en su mundo. Tiempo después, el Conde Dooku llega a Rattatak, buscando agregar un nuevo mundo aliado a la causa Separatista. Sin embargo su hallazgo fue mucho más prometedor.



El talento sin explotar y la fiereza y determinación de Ventress impresionaron a Dooku. Este carismático líder de la Confederación buscaba reclutar a la joven guerrera aprovechando de sus disgusto por los Jedi y la República. Dooku fomentó las ideas amargas de Ventress diciéndole que los Jedi habían abandonado su ética y sus convicciones. Ventress probó sus habilidades retando a duelo a Dooku. Si bien Dooku ganó con facilidad invitó a Ventress a formar parte de la Confederación como su guardia personal.


Aunque Ventress se identificaba a sí misma como Sith, nunca recibió entrenamiento Sith. Si bien Dooku la ayudó a pulir sus talentos, nunca le enseñó ninguno de los secretos conocimientos Sith. Sus habilidades fueron fruto de una conbinación de su incompleto entrenamiento Jedi mezclado con sus habilidades personales, permitiendo el desarrollo sus propias técnicas. Su talento y su insondable cólera y dolor alentaron sus capacidades del lado oscuro.


Ventress demostró tener astutos conocimiento militares, entonces Dooku la nombró Comandante dentro de su armada Separatista. Una de sus primeras asignaciones fue interrumpir un encuentro entre Mace Windu y un grupo de Jedi disidentes. Dooku no tuvo ningún remordimiento en explotar y mentir a Asajj hasta el fin. Él le contó que Windu era uno de los responsables de abandonar a su mentor Jedi Ky Narec. Asajj luchó contra Windu en la luna de Ruul, si bien Asajj fue forzada a huir de la batalla, Windu realizó que una nueva y oscura amenaza desafiaba a los Jedi.


Asajj formó parte del comando de Separatistas que atacaron la colonia de la luna de Ohma-D'un. Este fue un primer test para probar una nueva y peligrosa arma química preparada para atacar a las tropas de clones de la República. Aunque Asajj y Durge tuvieron que huir, probaron ser formidables oponentes para los Jedi.


El General Obi-Wan Kenobi siguió a Asajj hasta la planta de armas químicas de Queyta. Asajj ofreció al jedi una nueva propuesta para unirse a los Separatistas a pedido del Conde Dooku, pero el jedi la rechazó de inmediato. Asajj escapó otra vez para luchar contra la República en otro frente de batalla.



Cuatro meses después de la Batalla de Geonosis, Asajj se unió a la lucha en Muunilinst, donde los clones de la República atacaban factorías de droides pertenecientes al Clan Bancario InterGaláctico. Aunque el mercenario Durge manejó la campaña terrestre, Asajj se unió a la batalla a bordo de su starfighter. Sus increíbles habilidades de piloto llamaron la atención de un joven Padawan de nombre Anakin Skywalker, quien era el líder de las fuerzas de la República en el espacio. Contradiciendo órdenes, Anakin comenzó a perseguirla, y Asajj logró hacer caer al joven Jedi en una trampa.


Anakin siguió a Asajj a través del hiperespacio hasta llegar a los antigüos templos Sith de Yavin 4. Anakin continuó su búsqueda a pie, ayudado por tropas de clones de la República. Usando la Fuerza, Asajj se encargó de los guardias clones, y luego comenzó un vibrante duelo de lightsabers con Skywalker. Ella demostró ser una digna retadora del Elegido. Anakin necesitó entrar en cólera para derrotarla. En un furioso contraataque el joven Skywalker repelió el ataque de Ventress, que sin embargo logró sobrevivir.


Después de ser capturados en Jabiim, Obi-Wan Kenobi y los Arc troopers sabían que eran transportados a la fortaleza privada de Ventress en Rattatak. Allí, ella torturó a los prisioneros esperando quebrar el espíritu de Obi-Wan y presentar al jedi derrotado como trofeo para el Conde Dooku. Kenobi frustró sus planes, y escapó con Alpha. Kenobi inclusó se llevó el lightsaber de Ky Narec, que Ventress guardaba como recuerdo de su pasado.


Asajj ha perfeccionado una forma de combate del lightsaber que utiliza las láminas apareadas. Ella llevó sus armas gemelas dadas a ella por el Conde Dooku, y cada sable lleva el diseño curvado arcaico similar al de su maestro Jedi. Los lightsabers de Ventress fueron modificados especialmente de modo que puedan conectarse en forma de S, convirtiéndose en un sólo lightsaber de doble filo.

Fuente
Sideshow Collectibles

Saludos.

#17 Oraculo

Oraculo

    Soy el Bounty Hunter más temible de la Galaxia

  • Cazarrecompensas
  • MarcarMarcarMarcarMarcarMarcarMarcar
  • 7.942 mensajes
  • Hombre
  • Rosario - Argentina

  • Juego favorito:
    Tomb Raider I

Publicado el 09 febrero 2010 - 13:48

Seguimos con los personajes:

BOBA FETT



BIOGRAFIA


Boba Fett, conocido por toda la Galaxia por ser el más implacable cazador de recompensas, ha sido siempre un personaje misterioso oculto tras su armadura, de pocas palabras y de aspecto tan frío como su carácter. Nació como un clon inalterado en la instalación clonadora de Kamino, siendo su "padre" y patrón genético el otrora conocido cazarrecompensas Jango Fett, durante los tumultosos años finales de la Antigua República, poco después de la Batalla de Naboo.

Huérfano a corta edad, Boba vivió durante las Guerras Clónicas y la Guerra Civil Galáctica, sobreviviendo a ambas y creciendo durante la primera y nunca tomando partido por ningún bando, trabajando siempre para aquel que tenga los suficientes créditos como para contratar sus infames servicios. Se sabe que estuvo casado con Sintas Vel y que tuvo una hija llamada Ailyn Vel, aunque más tarde abandonó su joven familia para volver a la cacería.

Tras el fin de la Guerra Civil, Fett reconstruyó la Casa de Mandalore como líder de la misma

KAMINO

Boba fue creado por los kaminoanos como un clon inalterado como petición de su "padre", Jango Fett, antes del inicio de las Guerras Clon, para ser tanto su heredero como el legado de Jaster Mereel. Fett creció en Kamino, planeta de lluvia perpetua, bajo el cuidado de Jango y con la ayuda de la kaminoana Taun We, quien más adelante haría el rol de madre adoptiva. Fett conocía el hecho de que era un clon de su padre, aun así, cuestionaba su concepción, algo que Jango le reolvía diciéndole que era un clon de verdad y sú verdadero hijo al mismo tiempo. Más tarde, Boba vio que los demás clones alterados que formarían parte del ejército de la República crecían de forma antinatural.

Boba nunca llegó a ir a ningún centro educativo; en lugar de eso aprendió muchísimo de sus continuos viajes junto a su padre y de los libros que cogía en la librería local de la ciudad de Tipoca. El pequeño Boba estaba encantado con los libros, especialmente sobre aquellos que trataban sobre cazas espaciales. En algún momento antes de las Guerras Clon, Boba conoció al Jedi renegado, el Conde Dooku, quien había contratado en muchas ocasiones. En una de esas misiones, Boba acompañó a su padre al planeta Kuat, donde Jango usó al chico como cebo para engañar a su presa, un hombre llamado Larbo, y hacerle salir a campo abierto. Asustado, el joven Fett lanzó un detonador termal y se escondió dentro de las tiendas del campamento. Una vez fue localizado, el colono se sorprendió al descubrir que el chaval era el hijo del hombre enviado para matarlo. Jango, tras asesinar al resto de miembros del campamento, encontró a Boba y exigió a Larbo que lo soltase, a lo que el asqueado colono respondió que clase de hombre usaría a su propio hijo como cebo. Boba le respondió: "Tan solo un hijo puede conocer el corazón de su padre". Tras matar a su presa, Boba escapó con su padre, y más adelante le acompañaría en alguna otra misión y sobre todo a las misiones de entrenamiento con los otros clones donde les enseñaba las destrezas básicas del combate.


LAS GUERRAS CLONICAS


Boba y su padre hacían vida en el aislado Kamino, ajenos a los tumultos que ocurrían en la política galáctica, hasta que el Conde Dooku contrató de nuevo los servicios de Jango Fett para acabar con la vida de la senadora de Naboo. Para ello, Jango empleó los servicios de una asociada llamada Zam Wesell, pero el intento de cobrarse su recompensa se vio frutrado por los Jedi, y Jango se vio obligado a silenciar a su colega antes de que pudiera confesar. El dardo que utilizó serviría a los Jedi para rastrearlo hasta Kamino.


LA BATALLA DE GEONOSIS

La posibilidad de poder ver de cerca el caza interceptor estelar Delta-7 Aetherspirte de Obi-Wan Kenobi era toda una oportunidad para el chaval teniendo en cuenta su pasión por los vehículos; Boba tenía cerca de diez años cuando el Caballero Jedi llegó a Kamino siguiendo la pista de Jango y de paso para investigar la misteriosa creación del ejército clon para la República. Jango barruntó que debería abandonar Kamino con su hijo antes de que el Jedi descubriera quien podía estar detrás de los atentados contra la vida de la senadora Padmé Amidala, quien fue la última presa del cazador de recompensas. Mientras cargaban su nave, el Esclavo I, Jango y Obi-Wan se enzarzaron en una dura pelea bajo la torrencial lluvia de Kamino en condiciones bastante igualadas, aprovechando el joven clon para usar los cañones de la nave para dispersar al Jedi. Finalmente, el cazarrecompensas y su hijo pudieron abandonar el planeta, rumbo a Geonosis.

Cuando llegaban al espacio geonosiano, se dieron cuenta de que el tenaz Kenobi les había seguido el rastro. Tras un forcejeó entre los anillos de Geonosis, dieron por muerto al Jedi, pese a que éste se había amarrado a un asteroide cercano y apagando toda fuente de energía. Cuando comenzó la tristemente famosa Batalla de Geonosis, Boba se quedó junto a su padre en el palco de la arena en el que asistían varios líderes separatistas, entre quienes estaban el Conde Dooku, el virrey Nute Gunray y el archiduque Poggle el Menor. Cuando el Maestro Jedi Mace Windu apareció, Jango mantuvo a Boba lejos de cualquier daño que pudiera sufrir mientras las fuerzas Jedi llegaban para liberar a los Jedis cautivos y a la senadora Amidala. Durante la batalla, Boba vio como su padre era decapitado por Mace Windu cuand Jango trató de atacarle. Cuando el Gran Ejército de la República y la Armada Androide Separatista se enfrentaron por vez primera llevándose la batalla lejos de la arena, Boba salió de su escondite para recoger el casco de su padre muerto.

TRAS LA BATALLA DE GEONOSIS

Cuando se asentó el humo y la arena tras el enfrentamiento, Boba enterró a su padre y trató de escapar. Todo lo que quedaba de Jango era su armadura y un libro en el que habían instrucciones que le ayudarían en caso de que muriera. Fett intentó regresar a Kamino pero concluyó que ningún lugar era seguro para él ahora que su padre estaba muerto. La cazarrecompensas Aurra Sing llevó al joven Fett ante Darth Tyranus, quien a su vez le entregó a Sing el Esclavo I como pago, nave que Boba recuperaría más adelante. El Lord Sith no pudo evitar que el muchacho se escapara durante un ataque de la Republica a Raxus Prime.

Boba acabó en manos de los soldados clon y enviado a un orfanato en Bespin, de donde consiguió escapar con Sing, quien acudió en busca del niño para poder tener acceso a la jugosa cuenta bancaria de Jango Fett en Aargau. Allí Fett perdió 500.000 créditos de su padre gracias a la traición de un clawdite llamado Nuri, pero se quedó con el resto. El libro de Jango decía que debía visitar a Jabba el Hutt, pero Fett tuvo que enfrentarse y huir del peligroso comandante separatista Durge. El corpulento gen'dai sufría un odio enfermizo contra los mandalorianos, y por elló atacó al joven Fett. Además de estos ataques, Boba consiguió eludir a Aurra Sing después de que esta no consiguiera robar los créditos de Jango.


CAZARRECOMPENSAS


Siempre en movimiento, Fett consiguió una pequeña recompensa por el pellejo de un asesino antes de conseguir permanecer a salvo. Sin ningún sitio a donde ir, el joven Boba permaneció bajo la custodia de Jabba el Hutt en Tatooine. Una de las razones por las que Jabba aceptó proteger al chaval fue en pago por el favor que Jango Fett le hizo cuando mató a su rival Gardulla la Hutt hacía ya una década. Mientras trabajaba para Jabba el Hutt, Boba hizo amistad con uno de los cocineros de Jabba y de la hija de éste, a quien rescató en su llegada a Tatooine. Como agradecimiento reformaron la armadura de Jango para que se adaptara a su cuerpo, lo que llegó en buen momento, pues Jabba decidió darle su primera misión fuera del planeta. Su objetivo: el líder de la Unión Tecno, Wat Tambor, quien tenía una base en el planeta Xagobah. De este modo, Fett intervendría en el conflicto galáctico.

El planeta Xagobah se encontraba bajo el asalto del Gran Ejército de la República, de modo que Fett tuvo muchos problemas para abrirse camino entre ambas fuerzas. Consiguió penetrar en el interior de la base y escapar de Nuri gracias a un venenoso xabar cuya toxina provoca una parálisis temporal. Desafortunadamente para él, la aparición del General Grievous, líder separatista, arruinó sus planes, demostrándose que Fett no era rival para el guerrero kaleesh. EL muchacho sobrevivió al encuentro gracias a la simulación de su propia muerte. Wat Tambor y Grievous lograron escapar, con Fett detrás tratando de cazarlos en el Esclavo I. No pudo conseguirlo debido a los daños que sufrió su nave durante un duelo con Asajj Ventress; salvándose gracias a la intervención del Jedi Anakin Skywalker, quien se llevó la atención de Ventress. Tras conseguir aterrizar el Esclavo I en una luna cercana, Skywalker y Fett se encontraron por vez primera. El Jedi comprobó que Fett no era un guerrero separatista y le ayudó a reparar su nave. Fue en esos días cuando Fett le echó otra capa de pintura a la armadura de Jango, dándole un tono verdoso con el que se sentía más identificado e independizado de la reputación de su padre. Pese a que Skywalker le ayudó a reparar la nave, trató de encausarlo por violar el espacio aéreo en una zona militar controlada por la República. Lo que hizo Boba para convencer a Skywalker fue confesarle que disponía de información vital para la supervivencia de la República; información que tan solo sería revelada ante el Canciller Supremo Palpatine. Esta información era ni más ni menos que la afirmación de que el Conde Dooku y Darth Tyranus eran la misma persona. El uso de esta información perseguía otro objetivo: acercarse a la única persona hacia la que sentía un odio enfermizo; el Jedi que mató a su padre en Geonosis: Mace Windu.

Tras ser escoltado a Coruscant por el propio gobernador Tarkin, Boba finalmente pudo aprovecharse de la única oportunidad que se le presentó para llegar hasta Windu. Siguió al Jedi y esperó a que apareciera en las cámaras del Canciller Supremo de entre todos los lugares. Entablaron un duro combate pero no fue capaz de matar al Jedi, magullados, agotados y heridos, se prepararon cada uno para dar su golpe de gracia, pero la lucha fue detenida en última instancia por Palpatine en persona. Boba se sorprendió enormemente de que el Canciller ya conociera la identidad de Tyranus. Por lo visto, también sabía que Boba daría caza a Mace Windu al llegar a Coruscant. "Me parece que tenemos un enemigo común", le reveló el Canciller a Fett, a quien pagó por su información y le instó a olvidar la conversación que acababan de mantener, un consejo que Fett mantuvo sabiamente y siguió su camino.

Hacia el final de las Guerras Clon, Boba Fett rondaba los trece años, que según la tradición mandaloriana, era el inicio de la vida adulta.


ERA IMPERIAL


En los años que siguieron, la reputación de Fett creció haciéndose hueco entre los cazadores de recompensas y asesinos. Boba continuó en su adquisición de piezas de armadura mandaloriana, se dice que consiguió al menos hasta tres juegos de armadura completamente funcionales, siendo una de ellas perdida casi completamente en el pozo del sarlacc. En algún momento consiguió encontrar la armadura mandaloriana del antiguo mentor de Jango, Jaster Mereel.

Durante algún tiempo, Fett trabajó para el Gran Inquisidor Malorum, trabajando en remotos mundos como Polis Massa, Naboo, y Bellassa. Utilizó al joven Fett para conseguir información sobre los últimos pasos de Padmé Amidala, misión para la que tuvo colaborar con otro cazarrecompensas llamado D'harhan. Con su ayuda siguieron a unos Jedi a Bellassa, donde detuvieron un alazmiento rebelde en el planeta, y Fett pudo combatir con los fugitivos Obi-Wan Kenobi y Ferus Olin, forzándoles a abandonar el sistema antes de que el Esclavo I aterrizara forzosamente.



Responder



  


0 Usuario(s) están leyendo este Tema

0 miembro(s), 0 invitado(s), 0 usuario(s) anónimo(s)